This content is not available in your region

Los reguladores financieros aspiran a alinear las normas sobre los riesgos climáticos

Los reguladores financieros aspiran a alinear las normas sobre los riesgos climáticos
Los reguladores financieros aspiran a alinear las normas sobre los riesgos climáticos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Huw Jones

LONDRES, 7 jul – Los reguladores mundiales publicaron el miércoles un plan para dar un “sentido de dirección” a la proliferación de iniciativas para abordar los riesgos financieros relacionados con el clima antes de que produzcan la fragmentación de los mercados.

El Consejo de Estabilidad Financiera (CEF), que coordina las normas financieras para el grupo de países del G20, dijo que su “hoja de ruta” pretende coordinar los enfoques de la divulgación de información por parte de las empresas y colmar las lagunas en los datos necesarios para detectar las “vulnerabilidades” de la estabilidad financiera y desarrollar herramientas para abordarlas.

La hoja de ruta trata de la alineación de las normas aún en fase de planificación de aquí a 2023 para evitar más divergencias entre las distintas medidas para una misma actividad.

El mosaico de métodos de divulgación ha impulsado una iniciativa normativa mundial para crear un Consejo de Normas Internacionales de Sostenibilidad (ISSB, por sus siglas en inglés) que ofrezca a los inversores internacionales una información coherente.

“Ha llegado el momento de llevar esto al siguiente nivel y garantizar que evitamos la perjudicial fragmentación del mercado”, dijo Randal Quarles, vicepresidente de la Reserva Federal de Estados Unidos que también preside el CEF.

“Es importante evitar requisitos incoherentes que luego serán muy difíciles de corregir”, dijo.

Es probable que sigan existiendo diferencias en los enfoques de divulgación de las empresas, a pesar de las peticiones de los inversores internacionales.

La Unión Europea, miembro del CEF, exige a las empresas que digan no sólo cómo afectará el cambio climático a sus resultados, sino también cómo las propias empresas repercuten en el medio ambiente, un paso demasiado lejano para muchos países.

El bloque ha establecido esta semana otras medidas que podrían abrir nuevos caminos en la medición de los riesgos del cambio climático.

“Esto garantizará que la Unión Europea siga siendo el líder mundial en finanzas sostenibles y a que el resto del mundo nos acompañe”, dijo la comisaria de Servicios Financieros de la UE, Mairead McGuinness.

El CEF pide a los ministros de finanzas y a los banqueros centrales del G20, reunidos esta semana en Italia, que respalden la hoja de ruta para que todas las decisiones sobre riesgos financieros tengan debidamente en cuenta el cambio climático. Cada año informará al G20 sobre los avances en la coordinación de los riesgos relacionados con el clima.