This content is not available in your region

Washington prepara un decreto para reforzar el control de las fusiones bancarias

Washington prepara un decreto para reforzar el control de las fusiones bancarias
Washington prepara un decreto para reforzar el control de las fusiones bancarias   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Nandita Bose y Michelle Price

WASHINGTON, 9 jul – La orden ejecutiva prevista por el presidente Joe Biden para promover una mayor competencia en EEUU se centrará en las fusiones bancarias, para lo que instará a la Reserva Federal y al Departamento de Justicia a actualizar las directrices sobre fusiones y a aumentar el escrutinio de las operaciones, según una fuente familiarizada con el asunto.

También pedirá a la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB) que publique normas para que los consumidores tengan pleno control de sus datos financieros y así facilitarles el cambio de banco, dijo la fuente.

El decreto, que se espera que sea firmada por Biden el viernes, podría frenar las fusiones y adquisiciones en el sector bancario después de una serie de acuerdos provocada por la política regulatoria de la Administración Trump, más laxa. 

Aunque estas transacciones han estado sujetas a revisión federal, las agencias estatales no han denegado formalmente una solicitud de fusión bancaria en más de 15 años, según un documento de Jeremy Kress, un profesor de la Universidad de Michigan que anteriormente trabajó en la supervisión de fusiones bancarias en la Fed.

“Se ha producido una oleada de cierres de bancos en todo Estados Unidos, y las consecuencias son nefastas para mucha gente, y también es difícil cambiar de opción… por lo que se trata, en cierto sentido, de una crisis de competencia”, dijo la fuente.

 Un informe del Consejo Federal de Examen de las Instituciones Financieras y del Banco de la Reserva Federal de San Luis muestra que el número de bancos comerciales en Estados Unidos ha disminuido en unos 10.000 en las últimas dos décadas, un descenso del 70%.

Esto ha provocado un aumento de las comisiones para los consumidores, un menor acceso a los servicios bancarios para las comunidades de color y las familias trabajadoras con bajos ingresos, y un aumento de la preocupación por el riesgo del sistema financiero, según los estudios de la National Community Reinvestment Coalition.

Las fusiones bancarias han suscitado la atención de los progresistas, entre ellos la senadora Elizabeth Warren, que afirma que los procesos de concentración de empresas perjudican a los consumidores.

La orden ejecutiva, que también abordaría las directrices sobre fusiones de otras dos agencias federales que supervisan a los bancos, podría arrastrar a los grandes bancos a un debate antimonopolio de alto nivel, incluso aunque ellos mismos adviertan que necesitan ayuda de Washington para competir con los advenedizos de la tecnología financiera. El Bank Policy Institute, que representa a los mayores bancos del país, afirmó en 2020 que los bancos se enfrentan a un aluvión de competencia por parte de estos actores. 

Reuters fue el primer medio en publicar información sobre el plan de Biden de emitir una orden ejecutiva en materia de competencia. Desde entonces se han dado a conocer detalles sobre las acciones específicas que la Administración planea tomar y que afectarán a sectores como los fabricantes de equipos agrícolas, el transporte ferroviario y marítimo, y el mercado laboral.

Las medidas forman parte de los esfuerzos de Biden por reforzar la competencia, no sólo mediante la aplicación de las leyes antimonopolio, sino haciendo uso del poder federal para fomentar la competencia en un amplio abanico de empresas.

Desde que asumió el cargo, ha nombrado a defensores de una aplicación más estricta de las leyes antimonopolio para ocupar puestos de responsabilidad en la Casa Blanca y en organismos como la Comisión Federal de Comercio.

La Administración del expresidente Barack Obama emitió una orden similar en 2016, que no obtuvo resultados.

La orden de Biden incluye detalles sobre cómo las agencias estatales deben revisar los acuerdos y la competencia en las industrias, dijo la fuente.

Esta orden también promueve que los clientes puedan cambiar de banco llevando consigo los datos de su historial de transacciones financieras.

En octubre, la CFPB solicitó comentarios sobre una posible propuesta para aumentar el acceso de los consumidores a sus propios datos financieros, que son recogidos por un número creciente de instituciones financieras y aplicaciones. La nueva dirección de la agencia aún no se ha pronunciado al respecto.

La fuente dijo que la Casa Blanca espera que la orden ejecutiva estimule a la agencia a impulsar los cambios.

El aumento de la capacidad de compartir estos datos también podría ayudar a impulsar modelos de puntuación de crédito más precisos, ayudando a impulsar el acceso al crédito para las comunidades desfavorecidas y minoritarias, añadió la fuente.