This content is not available in your region

Asociaciones de consumidores de la UE presentan queja contra política de privacidad de WhatsApp

WhatsApp targeted in EU consumer complaints over privacy changes
WhatsApp targeted in EU consumer complaints over privacy changes   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Foo Yun Chee

BRUSELAS, 12 jul – La aplicación de mensajería WhatsApp, propiedad de Facebook, se enfrentaba el lunes a un aluvión de quejas por parte de la Asociación Europea de Consumidores y otras entidades tras una actualización de su política de privacidad que ha provocado protestas a nivel mundial y ha llevado a algunos usuarios a cambiarse a aplicaciones rivales como Telegram y Signal.    En enero, WhatsApp introdujo una política de privacidad que le permite compartir algunos datos con Facebook y otras empresas del grupo.    Dijo que los cambios permitirían a los usuarios enviar mensajes a las empresas y que no afectarían a las conversaciones personales.    La Asociación Europea de Consumidores (BEUC, por sus siglas en inglés) y ocho de sus miembros criticaron los cambios y presentaron quejas ante la Comisión Europea y la red europea de autoridades de consumo, diciendo que WhatsApp estaba presionando injustamente a los usuarios para que acepten sus nuevas políticas.    “El contenido de estas notificaciones, su naturaleza, su calendario y su recurrencia ejercen una presión indebida sobre los usuarios y perjudican su libertad de elección. Como tales, constituyen una infracción de la Directiva de la Unión Europea sobre prácticas comerciales desleales”, dijeron los grupos en una declaración conjunta.    “WhatsApp no ha explicado en un lenguaje claro e inteligible la naturaleza de los cambios (…). Esta ambigüedad supone un incumplimiento de la legislación de la UE en materia de consumo, que obliga a las empresas a utilizar condiciones contractuales y comunicaciones comerciales claras y transparentes”, señalaron.     Los grupos instaron a la red europea de autoridades de consumo y a las autoridades de protección de datos de la UE a trabajar conjuntamente para resolver estos problemas de privacidad y derechos de los consumidores.