This content is not available in your region

Israel advierte a Unilever de las "graves consecuencias" de la decisión de Ben & Jerry's

Israel PM warns Unilever of "severe consequences" from Ben & Jerry's decision
Israel PM warns Unilever of "severe consequences" from Ben & Jerry's decision   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Dan Williams

JERUSALÉN, 20 jul – Israel advirtió el martes al gigante de los bienes de consumo Unilever Plc de las “graves consecuencias” que tendría la decisión de su filial Ben & Jerry’s de dejar de vender helados en los territorios ocupados por Israel, e instó a los estados norteamericanos a invocar las leyes antiboicot.

El anuncio del lunes se produjo tras las presiones pro-palestinas que ha recibido la empresa con sede en Vermont por sus negocios en Israel y los asentamientos judíos en Cisjordania, gestionados desde 1987 a través de un concesionario, Ben & Jerry’s Israel.

Ben & Jerry’s dijo que no renovaría la licencia cuando expire a finales del próximo año. Dijo que se quedaría en Israel bajo un acuerdo diferente, sin ventas en Cisjordania, entre las áreas donde los palestinos buscan la condición de Estado. 

La oficina del primer ministro israelí, Naftali Bennett, dijo en un comunicado que había presentado una queja al director ejecutivo de Unilever, Alan Jope, por la “flagrante medida antiisraelí”.

“Desde el punto de vista de Israel, esta acción tiene graves consecuencias, legales y de otro tipo, y actuará agresivamente contra cualquier medida de boicot dirigida a civiles”, dijo Bennett a Jope en una conversación telefónica, según la oficina del primer ministro.

Unilever no respondió inmediatamente.

Gilad Erdan, embajador de Israel en Washington, dijo que había planteado la decisión de Ben & Jerry’s en una carta dirigida a 35 gobernadores estadounidenses cuyos estados legislaron contra el boicot a Israel.

Orna Barbivai, ministra de Economía de Israel, publicó un vídeo en el que aparecía tirando una tarrina de Ben & Jerry’s a la basura. Por su parte, Ayman Odeh, legislador de la oposición perteneciente a la minoría árabe de Israel, tuiteó una imagen en la que sonreía mientras metía una cuchara en un helado de la marca estadounidense.