This content is not available in your region

Las exportaciones japonesas se disparan gracias a la sólida demanda de EEUU y China

Las exportaciones japonesas se disparan gracias a la sólida demanda de EEUU y China
Las exportaciones japonesas se disparan gracias a la sólida demanda de EEUU y China   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Tetsushi Kajimoto

TOKIO, 21 jul – Las exportaciones de Japón aumentaron en junio gracias a la demanda de automóviles en Estados Unidos y a los envíos de equipos de fabricación de semiconductores a China, lo que refuerza las esperanzas de una recuperación impulsada por las exportaciones en la tercera economía mundial.

Las exportaciones aumentaron un 48,6% en junio con respecto al año anterior, lo que supone el cuarto mes consecutivo de ganancias de dos dígitos, aunque la cifra de crecimiento se vio exagerada en gran medida por el desplome causado por la COVID el año pasado. El crecimiento de las exportaciones se ha mantenido fuerte incluso cuando la escasez mundial de semiconductores pesa sobre la producción y los envíos de automóviles de Japón.

Con el debilitamiento del gasto de los consumidores debido a las nuevas restricciones del coronavirus en Tokio, los responsables económicos cuentan con que la demanda externa compense la situación.

En una señal alentadora para una economía muy dependiente del comercio, las exportaciones crecieron un 23,2% en el primer semestre de este año, aumentando por primera vez en cinco períodos y superando los niveles prepandémicos registrados en el primer semestre de 2019. Fue el crecimiento más rápido desde el primer semestre de 2010.

El crecimiento interanual de las exportaciones del 48,6% superó el aumento del 46,2% previsto por los economistas encuestados por Reuters y se produjo tras una expansión del 49,6% en mayo, que fue el mayor aumento mensual desde abril de 1980.

“Puede que la economía china esté en pausa, pero se están tomando medidas de estímulo. Con la ayuda de la recuperación en Europa y América, se espera que vuelva a repuntar”, dijo Takeshi Minami, economista jefe del Instituto de Investigación Norinchukin. “Eso ayudará a que las exportaciones japonesas sigan en tendencia alcista, apoyadas por las exportaciones de automóviles, así como de bienes de capital y artículos relacionados con la información”.

Por destinos, las exportaciones a China, el mayor socio comercial de Japón, aumentaron un 27,7% en el año hasta junio, lideradas por la demanda de equipos de fabricación de semiconductores, materias primas y plástico.

Las exportaciones a Estados Unidos crecieron un 85,5% en junio, impulsadas por los envíos de coches, piezas de automóviles y motores.

Las importaciones aumentaron un 32,7% en el año hasta junio, más que la estimación media de un aumento del 29,0%.

La balanza comercial arrojó un superávit de 383.200 millones de yenes (3.490 millones de dólares), frente a la estimación media de un superávit de 460.000 millones de yenes.

La economía japonesa se contrajo un 3,9% anualizado en enero-marzo y probablemente apenas creció en el segundo trimestre, ya que la pandemia hizo mella en el gasto en servicios.

(1$ = 109,8700 yenes)