This content is not available in your region

Autoridades del BCE no prevén decidir sobre compras de bonos en septiembre: fuentes

Autoridades del BCE no prevén decidir sobre compras de bonos en septiembre: fuentes
Autoridades del BCE no prevén decidir sobre compras de bonos en septiembre: fuentes   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Francesco Canepa y Balazs Koranyi

FRÁNCFORT, 23 jul – Las autoridades monetarias del Banco Central Europeo no esperan decidir sobre el futuro de su programa de compra de bonos de emergencia en septiembre, ya que todavía habrá incertidumbre sobre la trayectoria de la pandemia en ese momento, dijeron tres fuentes a Reuters.

En su reunión de política monetaria del jueves, el BCE elevó el listón para la que sería su primera subida de tasas de interés en más de una década, pero no tomó una decisión sobre cuándo poner fin al Programa de Compras de Emergencia por la Pandemia (PEPP, por sus siglas en inglés) por 1,85 billones de euros (2,18 billones de dólares), posiblemente un asunto más sensible para los inversores.

Las fuentes, que están en el Consejo de Gobierno del BCE o son cercanas al mismo, dijeron a Reuters tras la reunión que no es probable que se tome una decisión sobre el PEPPque muchos analistas esperaban para septiembre en la próxima reunión de política del banco central, incluso aunque las discusiones sobre el asunto empiecen entonces.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, indicó que la variante Delta del coronavirus es una incertidumbre creciente.

Es poco probable que exista una imagen clara de cómo afectará su diferencial a la economía de la zona euro antes de la reunión del BCE del 8 al 9 de septiembre, en un momento en que las infecciones están empezando a aumentar nuevamente en la región, afirmaron las fuentes.

Esto implica que es más probable que se adopte una decisión en octubre, o incluso diciembre, agregaron, después de que los colegios vuelvan a abrir en el otoño boreal, cuando las enfermedades respiratorias tienden a propagarse más rápidamente.

Las autoridades monetarias quieren evitar poner fin al PEPP solo para tener que reactivarlo nuevamente semanas después ante posibles restricciones relacionadas con el virus y el estrés del mercado, dijeron.

Asimismo, algunas de estas autoridades creen también que no hay tiempo suficiente para llevar a cabo un análisis en profundidad durante las vacaciones del verano boreal, dijeron las fuentes, mientras que otros están experimentando signos de fatiga en la toma de decisiones tras completar una revisión de 18 meses de la estrategia del BCE a principios de julio y un cambio de orientación sobre las tasas de interés esta semana.

(1 dólar = 0,8501 euros)