This content is not available in your region

La actividad empresarial de la eurozona se dispara en julio, pero cae la confianza

Euro zone businesses boomed in July but confidence weakened
Euro zone businesses boomed in July but confidence weakened   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

LONDRES, 23 jul – La actividad empresarial de la zona euro creció en julio a su ritmo mensual más rápido en más de veinte años, ya que la relajación de las restricciones impuestas frente a la COVID-19 dio un impulso al sector servicios, pero el temor a una nueva ola de infecciones afectó a la confianza empresarial, según una encuesta publicada el viernes.

Con la aceleración de las tasas de vacunación y el alivio de la carga de la atención sanitaria, los Estados han levantado algunas de las restricciones que impusieron para intentar contener la propagación del coronavirus, lo que ha desencadenado una demanda reprimida.

El índice compuesto de gestores de compras (PMI, por sus siglas en inglés) de IHS Markit, considerado una buena guía de la salud económica de la eurozona, subió a 60,6 puntos en julio desde los 59,5 del mes anterior, su lectura más alta desde julio de 2000. Se mantuvo por encima de la marca de 50 puntos que separa el crecimiento de la contracción y superó la estimación de Reuters de 60,0 puntos.

“La zona euro está disfrutando de una racha de expansión económica estival a medida que la relajación de las restricciones para combatir la propagación del virus en julio ha impulsado el crecimiento hasta su máximo ritmo en 21 años”, dijo Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit.

“El sector servicios está beneficiándose especialmente de la libertad derivada del relajamiento de las medidas de contención de la COVID-19 y unas mejores tasas de vacunación, principalmente en los sectores de restauración y hostelería, viajes y turismo”.

El PMI que cubre el sector de servicios del bloque subió a 60,4 puntos desde 58,3, su máximo desde junio de 2006 y por delante de la previsión de la encuesta de Reuters de 59,5.

La demanda se aceleró, lo que indica que el ritmo no se reducirá pronto. El índice de nuevos negocios subió a 59,7 puntos desde la lectura anterior de 58,7, una de las más altas en los 23 años de historia de la encuesta.

Por su parte, las fábricas volvieron a tener un mes muy bueno. El PMI manufacturero bajó muy ligeramente del máximo histórico de junio – 63,4- hasta los 62,6 puntos. Otro índice que mide la producción y que alimenta el PMI compuesto cayó a 60,9 puntos desde los 62,6 del mes anterior.

Pero la propagación de la variante delta del coronavirus, altamente contagiosa, ha afectado aún más a unas cadenas de suministro mundiales de por sí alteradas, y ha disparado los precios de los insumos que necesitan las fábricas.

El índice de precios de los insumos se mantuvo en el máximo de la encuesta de junio, 88,5 puntos.

El aumento de las infecciones y el temor a una nueva ola de coronavirus hicieron mella en la confianza general. El índice compuesto de producción futura cayó a 67,8 puntos desde la lectura anterior de 71,9, su nivel más bajo de febrero.

Esto coincide con los datos de la Comisión Europea publicados el jueves, que mostraron que la confianza de los consumidores cayó este mes.