This content is not available in your region

La escasez de chips para automóviles disminuirá, los 'smartphones' podrían ser los siguientes

Car chip shortage to abate, smartphones could be next: industry execs
Car chip shortage to abate, smartphones could be next: industry execs   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Lisa Pauline Mattackal y Aaron Saldanha

23 jul – La escasez de semiconductores que se ha apoderado del mundo podría durar hasta bien entrado el año 2022 y afectar a la producción de teléfonos inteligentes a continuación, presagiando un suministro deficiente para una serie de electrodomésticos y equipos industriales, dijeron altos cargos de la industria y un economista.

El sector de la automoción es el que más ha sufrido este año, pero el suministro podría mejorar relativamente pronto, ya que China asumirá parte de la demanda de producción que Taiwán no pudo satisfacer, dijo la economista jefe de ING Greater China, Iris Pang, en el Foro de Mercados Globales de Reuters esta semana.

Las empresas taiwanesas de semiconductores han impulsado la producción en China, ya que las restricciones y las medidas de distanciamiento social por la COVID-19 interrumpieron la producción de las fábricas y las operaciones portuarias en Taiwán, dijo.

“China ha ganado un 5% con la escasez de chips en términos de PIB: las empresas de semiconductores de Taiwán han planificado bien y han construido grandes fábricas en la China continental”, dijo Pang, quien predijo que los fabricantes de teléfonos inteligentes serán el próximo segmento en sufrir interrupciones.

“Las empresas taiwanesas de semiconductores están adaptando la fabricación de chips para automóviles, por lo que la escasez de chips debería solucionarse en el caso de los automóviles en unas semanas, pero el problema de la escasez en otros productos electrónicos persiste”, dijo Pang, añadiendo que podría retrasar los envíos de algunos modelos nuevos de teléfonos inteligentes.

Las empresas de todo el mundo han advertido de que siguen luchando por conseguir semiconductores.

ASML, uno de los mayores proveedores del mundo para los fabricantes de semiconductores, elevó sus perspectivas de ventas esta semana gracias a los fuertes pedidos, ya que gigantes de los chips como TSMC e Intel se apresuraron a aumentar la producción.

La escasez de oferta más amplia podría durar hasta el segundo trimestre de 2022, dijo Adam Khan, fundador de AKHAN Semiconductor, aunque señaló que esta línea de tiempo era “aspirante”.

Andrew Feldman, CEO de la empresa de semiconductores Cerebras Systems, se hizo eco de esta opinión, afirmando que los proveedores estaban citando plazos de entrega de hasta 32 semanas para nuevos chips y componentes.

Se espera que la mayor demanda de chips, alimentada por las compras puntuales para satisfacer las necesidades del trabajo desde casa y la demanda continua de teléfonos inteligentes y otros aparatos electrónicos, estimule la inversión y el crecimiento del sector.

La industria de los semiconductores podría crecer entre un 21% y un 25% en 2021, y “la electrónica tendrá su mejor rendimiento desde 2010″, afirma Dan Hutcheson, consejero delegado de VLSI Research, especializada en chips.

En lo que va de año, el índice Philadelphia SE Semiconductor ha superado al Nasdaq Composite, de gran peso tecnológico, con ganancias superiores al 16% frente al 13%.