This content is not available in your region

La Audiencia Nacional española archiva una investigación contra el presidente de Repsol

La Audiencia Nacional española archiva una investigación contra el presidente de Repsol
La Audiencia Nacional española archiva una investigación contra el presidente de Repsol   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

MADRID, 29 jul -La Audiencia Nacional de España archivó una investigación formal abierta contra el presidente de la petrolera Repsol, Antonio Brufau, al no encontrar pruebas de su presunta participación en un presunto caso de espionaje de hace una década, según mostró el jueves un documento judicial.

El juez instructor Manuel García Castellón también desestimó la investigación contra el expresidente de Caixabank, Isidro Fainé, y las propias empresas Repsol y Caixabank.

La Audiencia Nacional había puesto a todos ellos bajo investigación en el marco de una investigación sobre un presunto caso de espionaje.

No fue posible contactar con el portavoz de Repsol para obtener comentarios. Por su parte, un portavoz de Caixabank declinó hacerlos.

Castellón investigaba si Repsol y Caixabank contrataron al Grupo Cenyt, una empresa de seguridad perteneciente al excomisario de policía José Manuel Villarejo, para espiar al entonces presidente de la constructora Sacyr, Luis del Rivero, en 2011 y 2012.

El presunto objetivo era impedir una opa sobre Repsol por parte de Sacyr y la petrolera estatal mexicana Pemex.

Repsol estaba entonces participada por Caixabank.

El jueves, el tribunal español concluyó que “sin indicios que apunten a que los presidentes de las compañías interviniesen de manera directa en los hechos investigados, no es posible transferir a dichos presidentes una obligación de supervisión y vigilancia corporativa”.

El tribunal también dijo en su sentencia que ambas empresas contaban con medidas adecuadas para evitar la comisión de los delitos investigados.

Castellón investigaba a Brufau y Fainé por su posible vinculación con un presunto delito de cohecho, en relación con los presuntos negocios de ambas empresas con Villarejo.

No se han presentado cargos formales, ya que la investigación se encontraba en su primera fase.

La investigación forma parte de un caso más amplio centrado en las actividades de Villarejo, que ha sacudido el sector empresarial español, causando algunos daños a la reputación de diversas personas pero sin un impacto claro en los negocios de las empresas hasta ahora.