This content is not available in your region

La eurozona sale de la recesión con más fuerza de lo previsto

La eurozona sale de la recesión con más fuerza de lo previsto
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

BRUSELAS, 30 jul – La economía de la zona del euro creció más de lo previsto en el segundo trimestre, recuperándose de la recesión causada por la pandemia de COVID-19, mientras que la inflación se disparó por encima del objetivo del 2% del Banco Central Europeo en julio.

La oficina de estadística de la Unión Europea, Eurostat, dijo que el producto interior bruto de los 19 países que comparten el euro creció un 2,0% en el trimestre, lo que supone un aumento interanual del 13,7%. Los economistas encuestados por Reuters esperaban un aumento del 1,5% trimestral y del 13,2% anual.

Entre los mejores resultados se encuentran la tercera y cuarta economías de la zona euro, Italia y España, con un crecimiento trimestral del 2,7% y el 2,8% respectivamente. La economía portuguesa, muy basada en el turismo, creció un 4,9%.

La zona del euro ha sufrido dos recesiones técnicas —definidas como dos trimestres de contracción— desde el comienzo de 2020. El último impacto notable del COVID-19 se produjo en el período que abarca el final de 2020 y el comienzo de 2021.

El PIB de la zona euro se vio arrastrado en gran medida en los tres primeros meses de este año por la debilidad de Alemania, donde un confinamiento impuesto desde noviembre había frenado el consumo privado.

La mayor economía europea volvió a crecer en el segundo trimestre, pero con un 1,5% intertrimestral, un repunte menos fuerte de lo esperado.

Sin embargo, muchos países de la zona euro se enfrentan a nuevas oleadas de infecciones con la variante delta, más transmisible.

Eurostat también dijo que la inflación de la zona euro se aceleró al 2,2% en julio, la tasa más alta desde octubre de 2018, desde el 1,9% en junio y por encima de la expectativa media de los economistas del 2,0%.

Los precios de la energía volvieron a ser el factor impulsor, con un aumento del 14,1% interanual.

Sin los componentes volátiles de la energía y los alimentos no procesados, lo que el Banco Central Europeo llama inflación subyacente, los precios subieron un 0,9% interanual, lo mismo que en junio. Los economistas esperaban que el alza del índice se frenara, al 0,7%.

Es poco probable que las cifras preocupen a los responsables de la política monetaria del BCE, que ya han advertido de un repunte temporal de la inflación y han dejado claro que no ajustarán su estrategia, ya que los factores puntuales de la subida, como el aumento de los precios del petróleo, probablemente desaparecerán el próximo año.

De hecho, el BCE incluso prometió un período más largo de política monetaria flexible cuando desveló una nueva estrategia a principios de este mes, ya que la inflación más allá de este repunte probablemente languidecerá por debajo de su objetivo durante los próximos años.

Eurostat también dijo que el desempleo en la zona euro cayó en junio al 7,7% de la población activa, o 12,517 millones de personas, frente al 8,0% revisado al alza en mayo, o 12,940 millones de personas. Los economistas esperaban una tasa de desempleo del 7,9%

Para más detalles sobre los datos de Eurostat:

http://ec.europa.eu/eurostat/news/news-releases