This content is not available in your region

Senadores de EEUU presentan proyecto de infraestructuras de un billón de dólares

Senadores de EEUU presentan proyecto de infraestructuras de un billón de dólares
Senadores de EEUU presentan proyecto de infraestructuras de un billón de dólares   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por David Morgan y Richard Cowan

WASHINGTON, 1 ago – Los senadores estadounidenses han presentado un ambicioso proyecto bipartidista de un billón de dólares para invertir en carreteras, puentes, puertos, Internet de alta velocidad y otras infraestructuras, y algunos predicen que la cámara podría aprobar esta semana la mayor legislación de obras públicas en décadas.

El enorme paquete de infraestructuras, un objetivo que ha perseguido el Congreso durante años, es una de las principales prioridades legislativas del presidente demócrata Joe Biden, que lo calificó el domingo como la mayor inversión de este tipo en un siglo.

Los senadores dijeron que el proyecto de ley de 2.702 páginas incluía 550.000 millones de dólares en nuevos gastos a lo largo de cinco años para partidas como carreteras, ferrocarriles, estaciones de recarga de vehículos eléctricos y sustitución de tuberías de agua de plomo, que se suman a los 450.000 millones de dólares de fondos previamente aprobados.

“Este es un proyecto de ley realmente importante ya que modernizará las grandes, envejecidas y anticuadas infraestructuras en este país. Nos beneficia a todos”, dijo el senador Rob Portman, principal negociador republicano.

Sin embargo, algunos republicanos criticaron el proyecto de ley por considerarlo demasiado costoso.

Todavía no estaba claro si los senadores ajenos al grupo bipartidista que negoció el proyecto de ley propondrán enmiendas que podrían alterar la delicada coalición que se ha formado.

Si el proyecto de ley se aprueba en el Senado, pasará a la Cámara de Representantes, donde algunos demócratas lo han criticado por considerarlo demasiado modesto y la líder demócrata lo ha emparejado con un proyecto de ley de “infraestructura humana” de 3,5 billones de dólares para destinar dinero a la educación, el cuidado infantil, el cambio climático y otras prioridades.

Los demócratas quieren compensar ese gasto social con subidas de impuestos a las empresas y a los estadounidenses ricos que perciban más de 400.000 dólares al año, medidas a las que se oponen los republicanos, lo que deja el destino de ambos proyectos en el aire.

Los acontecimientos del domingo por la noche pusieron fin a meses de negociaciones, y luchas internas, entre varios grupos de senadores y la Casa Blanca.