This content is not available in your region

China investiga a los proveedores de semiconductores para automóviles por precios abusivos

China investiga a los proveedores de semiconductores para automóviles por precios abusivos
China investiga a los proveedores de semiconductores para automóviles por precios abusivos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

SHANGHÁI, 3 ago – La agencia reguladora de China ha iniciado una investigación sobre los proveedores de semiconductores de la industria automovilística, según informó el martes, alegando sospechas de manipulación de precios.

Esta acción de la Administración Estatal para la Regulación del Mercado (SAMR, por sus siglas en inglés) es la última de una serie de medidas reguladoras que se han tomado en el último año y que se han dirigido a una serie de empresas e industrias, ya que el Gobierno chino está tomando medidas drásticas contra la industria.

“En respuesta a problemas prominentes como la especulación y los altos precios en el mercado de semiconductores para automóviles, la SAMR ha iniciado recientemente una investigación sobre los proveedores de semiconductores para automóviles”, dijo la agencia.

Se sospecha que las empresas han hecho subir los precios a partir del control e informaciones sobre los precios, añadió en su comunicado, y se comprometió a investigar y castigar actos ilegales como el acaparamiento, la manipulación de precios y la confabulación.

El índice chino CSI All Shares Semiconductor & Semiconductor Equipment Index caía aproximadamente un 6% tras la noticia.

La escasez mundial de semiconductores que comenzó el pasado mes de diciembre ha perturbado las cadenas de suministro y el sector del hardware en todo el mundo. Aunque inicialmente se concentró en el sector del automóvil, desde entonces se ha extendido para afectar a una amplia gama de aparatos.

La preocupación por la incertidumbre del suministro ha llevado en ocasiones a los compradores y proveedores de semiconductores a adquirir más chips de los que necesitan, creando un círculo vicioso que hace subir aún más los precios.

La escasez ha afectado especialmente a la industria automovilística china. Las ventas de coches en junio cayeron un 12,6% con respecto al mes anterior, según la Asociación China de Fabricantes de Automóviles, y las autoridades apuntan a las limitaciones de la oferta como la causa principal.