This content is not available in your region

República Democrática del Congo: de la esperanza a la decisión de progreso

Por Serge Rombi
euronews_icons_loading
República Democrática del Congo: de la esperanza a la decisión de progreso
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

A pesar del impacto de la Covid, a pesar de las dificultades, La República Democrática del Congo encara con dinamismo sus retos económicos y sociales. El 60% de la población tiene menos de 20 años. Es sencillamente uno de los países más jóvenes del mundo. Y desde hace un año y medio, la escuela primaria vuelve a ser gratuita para todos. Una medida que ha permitido que cuatro millones de niños vuelvan a clase.

Un ejemplo concreto es la Escuela de la Gombe, donde el número de alumnos se ha duplicado. En esta clase, la educación gratuita ha mejorado considerablemente la vida cotidiana de los niños ... y su optimismo.

En los últimos meses, la escuela ha tenido que hacer frente a una repentina afluencia de alumnos. Todo un desafío, pero para el director. Alphonse Kapata Simba los resultados son muy alentadores: "Niños que iban a desperdiciar su vida en la calle y a meterse en problemas, ahora están en la escuela; están aprendiendo. Y lo que los padres gastaban antes en la escuela, ya no lo tienen que pagar. Ahorran un poco... Es bueno para la familia."

El nuevo primer Ministro, Jean-Michel Sama Lukonde Kyenge tomó posesión de su cargo hace 100 días. Apuesta por la juventud para dar un nuevo impulso a su país:"Los necesitamos. La República Democrática del Congo se encuentra realmente en un momento especial de su historia. Con cambios que nos dan un nuevo sentido. Eso da esperanza, eso da esperanza”.

El Fondo Monetario Internacional acaba de conceder una línea de crédito de mil quinientos millones de dólares a la RDC. A cambio, las autoridades se han comprometido a llevar a cabo un amplio proceso de reformas. El objetivo es mejorar el clima empresarial y garantizar un crecimiento económico sostenible.

Para el primer ministro "En primer lugar, se trata de facilitar la creación de empresas, ese es el punto de partida. Luego, hay otros tantos instrumentos al lado. Es decir, la seguridad judicial en la que tenemos que trabajar. Y finalmente incentivar las áreas en las que nos gustaría ver inversiones".

"No hay que olvidar que la República Democrática del Congo es este gran país, en el centro de África, que no sólo tiene un gran mercado interior, porque estamos hablando de casi cien millones de habitantes, sino que también tiene nueve países vecinos y, por lo tanto, es realmente un vínculo entre el sur de África, el norte de África y el oeste de África".

Esto requerirá una diversificación de la economía, especialmente en la agricultura.

Kalaa Mpinga es uno de los inversores congoleños más emblemáticos. Aunque originalmente se dedicaba al sector minero, ha invertido considerablemente en estos campos y en fábricas de aceite de palma. Un producto ahora a disposición de los habitantes de Kinshasa:"Los 20 millones de habitantes se alimentan principalmente con productos agrícolas importados. Pero tenemos la tierra, tenemos el clima, tenemos la gente, en cualquier caso es la mano de obra lo que falta”.

Por supuesto, hay retos que afrontar: encontrar inversores a largo plazo, cambiar ciertas normas legales o desarrollar infraestructuras. Dicho esto, el país tiene una gran ventaja. Para Mpinga:"Tenemos lo que yo llamo la carretera más hermosa, larga y grande del mundo ... el río Congo".

Otro sector en pleno desarrollo: la tecnología digital. En esta escuela -como en más de seis mil en todo el país- niños y profesores utilizan schoolap, una tableta educativa desarrollada por una empresa congoleña.

El creador de Schoolap, Pascal Kanik ha ganado varios premios internacionales por su innovación e incluso ha vendido su idea a las Seychelles. Una pequeña revolución también para la calidad de la educación en el Congo."Equipar una escuela pública con una sola tableta schoolap es como equipar esa escuela con una biblioteca escolar... Y hay que subrayar que esta herramienta puede utilizarse en una zona donde no haya red de Internet, o no haya electricidad. Así que ninguna zona queda excluida".

La estrategia consiste, en apostar por propios congoleños, pero también en hacer el país más atractivo para los inversores extranjeros.

El Congo tiene una previsión de crecimiento de casi el 5% para 2021. Toda la gente con la que hablamos nos muestra de su determinación a la hora de aprovechar esta nueva dinámica.

El primer ministro Jean-Michel Sama Lukonde Kyenge está decidido a empujar al país hacia el progreso_"Cuando miras los diferentes indicadores, todas las flechas van hacia arriba... Cada día tomamos decisiones importantes que van en la dirección correcta. Para mí, esto es muy motivador y me gustaría mucho que nos mantuviéramos en esa dirección, una dirección ascendente que permitirá finalmente que el país despegue; Tanto desde el punto de vista económico como para mejorar la situación social de todos los congoleños”._