This content is not available in your region

El proyecto de ley de infraestructuras de EEUU sigue adelante con los votos del Senado

El proyecto de ley de infraestructuras de EEUU sigue adelante con los votos del Senado
El proyecto de ley de infraestructuras de EEUU sigue adelante con los votos del Senado   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Richard Cowan y Arshad Mohammed

WASHINGTON, 8 ago – El Senado de Estados Unidos dio el domingo dos pasos más hacia la aprobación de un proyecto de ley bipartidista de infraestructuras por valor de un billón de dólares, al dar su visto bueno a los detalles de la mayor inversión estadounidense en carreteras y puentes de las últimas décadas y al limitar el debate sobre el conjunto de la iniciativa legal.

Con 69 a favor frente a 28 en contra, 19 senadores republicanos se unieron a 48 demócratas y dos independientes para apoyar las disposiciones de un compromiso que fue el resultado de minuciosas negociaciones de un grupo de ambas formaciones políticas.

El Senado también aprobó por 68 votos a favor y 29 en contra limitar el debate sobre el proyecto de ley en general, lo que podría encaminarlo a una votación sobre su aprobación en algún momento del lunes o el martes y, a su vez, enviarlo a la Cámara de Representantes.

La iniciativa legal es una de las principales prioridades del presidente de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden. Su aprobación, que sigue siendo probable después de que una amplia mayoría del Senado haya votado repetidamente a favor, constituiría una gran victoria para él y para los legisladores de ambos partidos que trabajan en su redacción.

Tanto el Senado como la Cámara de Representantes de EEUU están controlados por una mayoría mínima por los demócratas.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha dicho que sólo someterá el proyecto de ley a votación después de que el Senado apruebe otro proyecto de ley por valor de 3,5 billones de dólares con el que se financiará la lucha contra el cambio climático y se abordará la atención sanitaria domiciliaria, que los demócratas pretenden sacar adelante sin los votos de los republicanos, mediante una maniobra llamada “reconciliación”.