This content is not available in your region

Ministro Economía Perú dice impuestos a la minería pueden subir sin afectar competitividad

Ministro Economía Perú dice impuestos a la minería pueden subir sin afectar competitividad
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Marco Aquino y Marcelo Rochabrun

LIMA, 9 ago – El ministro de Economía de Perú, Pedro Francke, dijo el lunes en una entrevista con Reuters que el nuevo gobierno de izquierda confía en poder aumentar los impuestos a la minería sin afectar la competitividad del sector privado, siempre y cuando los precios de los metales sigan altos.

Perú, el segundo productor mundial de cobre, depende en gran medida de la minería para financiar el gasto público y el nuevo presidente socialista, Pedro Castillo, ha prometido aumentar el gasto en programas sociales para ayudar a los pobres del país.

La asunción de Castillo, miembro del partido marxista Perú Libre, y su primer gabinete con algunos ministros de línea dura, ha asustado a los mercados y a los inversores. El lunes, la moneda peruana cayó a un nuevo mínimo histórico de 4,109/4,110 soles por dólar, pese a la intervención del banco central.

“Estamos estudiando la fórmula precisa”, afirmó Francke frente al plan de elevar los impuestos mineros, tras agregar que los precios altos del cobre permiten tomar la iniciativa.

“En cualquiera de esas (fórmulas) siempre tendremos en consideración que esas medidas no pondrán en riesgo la rentabilidad de las empresas ni de la inversión”, afirmó.

El ministro manifestó que espera enviar al Congreso antes de fin de año la propuesta del nuevo marco tributario minero y que su aprobación en 2022 dependerá de los legisladores. “Eso ya es difícil de prever, en realidad cuando mas pronto mejor”.

El funcionario también dijo que Perú debería priorizar los nuevos planes mineros que no hayan causado malestar social, y citó el proyecto de cobre Tía María de Southern Copper como un ejemplo de uno que no tendrá prioridad.

DISCIPLINAFISCAL Y CRECIMIENTO

Francke, un economista moderado de izquierda, indicó en su despacho ministerial en el centro de Lima que están trabajando duro para recuperar la confianza de los inversionistas.

Para ello dijo la nueva gestión está comprometida a mantener la disciplina fiscal y reducir el déficit en 2022 en 1 punto porcentual en comparación con el 2021. Además señaló que las reglas fiscales de tope de gasto, suspendidas en medio de las necesidades por la pandemia, se restablecerán el próximo año.

“Mantendremos una senda de déficit fiscal declinante en el tiempo que va a mantener un tope de deuda a un nivel bastante razonable”, manifestó el funcionario, sin descartar la colocación de bonos para atender las obligaciones.

“El déficit fiscal se financia en parte utilizando quizá los activos que haya, pero en buena parte efectivamente emitiendo bonos y otros instrumentos de deuda”, dijo el ministro.

Perú tiene una de las proporciones de deuda frente a su Producto Interior Bruto (PIB) más bajas de América Latina, lo que junto a una estabilidad fiscal le ha permitido gozar del “grado de inversión” de las principales calificadoras internacionales de riesgo.

Francke reconoció que el gasto público crecerá, pero dijo que los ingresos fiscales aumentarían un 24% en 2021 en comparación con el año anterior, impulsados ​​por los mayores precios de los metales y la reapertura de la economía.

Y el próximo año los ingresos fiscales crecerían un 8% frente al 2021, según estimaciones preliminares, mientras el ministerio alista el proyecto de presupuesto público del 2022 en el que “seguramente vamos a tener un aumento”, refirió sin ofrecer mas detalles.

“Hay demandas adicionales en el presupuesto del próximo año, pero la tarea del ministerio es ajustar la demanda a lo posible”, explicó.

El ministro dijo que en las proyecciones preliminares del 2022 se considera un crecimiento de la economía local de un 4,8%; frente al esperado de hasta un 10% para este año.

CRISPACIÓNPOLÍTICA

El mensaje moderado de Francke contrasta con el del jefe de gabinete, Guido Bellido, que dijo en una reciente entrevista con Reuters que la nueva administración espera crear nuevas empresas públicas para ingresar a los sectores de gas natural e hidroeléctrico.

Francke dijo que no había tenido discusiones sobre nuevas empresas públicas o sobre el financiamiento de nuevas inversiones de entidades estatales que ya existen.

Las calificadoras de riesgo han revisado la perspectiva de Perú a negativa en los últimos meses, por la percepción de que Castillo no tiene una ruta clara para la economía.

Francke dijo que en dos semanas se reunirá con las agencias con la esperanza de que la calificación de grado de inversión de Perú, que permite levantar deuda a menores costos, no se vea afectada.

“La preocupación (de las calificadoras) es básicamente política, porque hay un tema de bastante crispación política, pero me parece que eso hay que dialogarlo con ellos”, dijo.

Francke manifestó que emprenderá además esta semana reuniones con representantes del Congreso y de los gremios empresariales para dar un mensaje de confianza, y asegurar que se promoverá la inversión y se respetará la propiedad privada.

El ministro confirmó que encabeza una “comisión especial” en el gabinete de ministros que evalúa medidas para contener la inflación y el tipo de cambio y que en ninguna de ellas se considera “controles de precios porque estan descartadas”.

“Lo que dice el banco central es que esta inflación es transitoria, un hipo”, dijo. “Este gobierno no tiene ninguna pretensión de inmiscuirse en la autonomía (del banco)”, agregó.