This content is not available in your region

Evans de Fed quiere ver "algunos informes" de empleo más antes de iniciar reducción compra bonos

Evans de Fed quiere ver "algunos informes" de empleo más antes de iniciar reducción compra bonos
Evans de Fed quiere ver "algunos informes" de empleo más antes de iniciar reducción compra bonos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Howard Schneider

10 ago – El actual avance de la inflación no debería llevar a la Reserva Federal a endurecer la política monetaria prematuramente, y se necesitan más meses de datos laborales antes de cualquier cambio, así como más certeza de que el ritmo de las alzas de precios se mantendrá por sobre el objetivo del 2%, dijo el martes el presidente de la Fed de Chicago.

“Estamos progresando (…) Estamos en buen camino” hacia el punto en que sería apropiado que la Fed comience a recortar sus 120.000 millones de dólares en compras mensuales de bonos y, finalmente, aumente las tasas de interés, dijo Charles Evans en un encuentro online con periodistas.

Es probable que la referencia para esa “reducción” en la compra de bonos se cumpla “más adelante este año” sobre la base de un esperado fuerte y continuo crecimiento del empleo, afirmó.

Pero a diferencia de algunos de sus colegas, que argumentan que la Fed debería comenzar a desacelerar pronto las compras de bonos, Evans es uno de los que cree firmemente que el actual aumento de los precios es temporal y que la Fed debería ser agresiva para cumplir su promesa de alcanzar el máximo empleo.

El debate sobre cuándo ajustar la política monetaria para la pospandemia ha dividido a las autoridades de la Fed, y es probable que en las tres reuniones restantes de este año se intensifique.

Evans dijo que quería ver “algunos” informes de empleo mensuales más antes de sentir que se había logrado suficiente progreso para comenzar a reducir los programas de emergencia implementados para sacar a la economía de la pandemia.

“Todos se preguntan sobre septiembre, noviembre, diciembre, enero”, como posibles fechas para comenzar a recortar las compras de bonos, dijo Evans. “No creo que una reunión en cualquier lado vaya a tener un efecto importante”.

Lo que es más importante, afirmó, es que la Fed cumpla con el nuevo marco que adoptó el año pasado y demuestre que se toma en serio el logro del máximo empleo y una tasa de inflación que promedia el 2% con el tiempo, compensando años de inflación que se consideró demasiado baja.

Eso significará algunos años en que la inflación esté por encima del 2% y 2021 será uno. Las medidas de inflación seguidas por la Fed rondan el 3,5% anual, un ritmo que “realmente desafía a los hogares y las empresas. No hay forma de endulzar el dolor”, dijo Evans.

Pero también no cree que dure. Si bien algunos de sus colegas esperan que se mantenga en o por encima del 3% el 2022, Evans afirmó que proyecta que volverá a cerca del 2%, un argumento para mantener la política monetaria y las condiciones crediticias expansivas.