This content is not available in your region

Los problemas de Evergrande castigan al sector inmobiliario chino y crece el temor al contagio

Acciones repuntan, papeles Evergrande escalan 30% en China
Acciones repuntan, papeles Evergrande escalan 30% en China   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Clare Jim

HONGKONG, 20 sep – El creciente miedo a un default de China Evergrande Group hizo que los inversores, preocupados por su posible impacto en el resto de la economía, se deshicieran el lunes de acciones de inmobiliarias chinas y buscaran refugio en otros activos.

Las acciones de Evergrande, que ha estado tratando de conseguir fondos para pagar a sus numerosos prestamistas, proveedores e inversores, cerraron el lunes con una caída del 10,2% a 2,28 dólares de Hong Kong, después de haberse desplomado en la sesión un 19% hasta su nivel más bajo desde mayo de 2010.

Los reguladores han advertido de que sus 305.000 millones de dólares de pasivos podrían desencadenar riesgos incluso fuera del sistema financiero chino si no se estabilizan sus deudas.

Evergrande tiene que pagar el jueves 83,5 millones de dólares en intereses relacionados con su bono a marzo de 2022, y el 29 de septiembre debe abonar otros 47,5 millones de dólares por papeles a marzo de 2024.

Ambos bonos entrarían en mora si Evergrande no paga los intereses en los 30 días siguientes a las fechas previstas.

En cualquier escenario de impago, Evergrande que se debate entre una fusión desordenada, un colapso gestionado o la perspectiva menos probable de un rescate del gobierno tendrá que reestructurar los bonos, pero los analistas esperan un baja tasa de recuperación para los inversores.

Los problemas de Evergrande también presionaron al sector inmobiliario en general, y las acciones de la pequeña promotora china Sinic Holdings, que cotizan en Hong Kong, se desplomaron un 87%, eliminando 1.500 millones de dólares de su valor de mercado antes de que se suspendiera su cotización.

Los ejecutivos de Evergrande están trabajando para salvar sus perspectivas de negocio, entre otras cosas, empezando a reembolsar a los inversores de sus productos de gestión de patrimonio con bienes inmuebles.

“(Las acciones de Evergrande) seguirán cayendo, porque todavía no hay una solución que parezca ayudar a la empresa a aliviar su estrés de liquidez, y todavía hay muchas incertidumbres sobre lo que hará en caso de una reestructuración”, dijo Kington Lin, director gerente de Gestión de Activos de Canfield Securities Limited.

Lin dijo que las acciones de Evergrande podrían caer por debajo de 1 dólar de Hong Kong si se ve obligada a vender la mayoría de sus activos en una reestructuración.

En una señal de la aversión al riesgo que se extiende por los mercados, las acciones mundiales cayeron y el dólar se fortaleció, ya que los inversores se preocuparon por el riesgo de contagio a la economía mundial.

BONOS EN DÓLARES

A pesar de la creciente preocupación por el futuro del que fue el promotor inmobiliario con más ventas del país, los analistas han restado importancia a las comparaciones con el colapso del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers en 2008.

“En primer lugar, es probable que los bonos en dólares se reestructuren, pero la mayor parte de la deuda está en fondos de inversión globales, ETF y algunas empresas chinas y no en bancos u otras instituciones financieras importantes”, dijo Ryan Detrick, de LPL Financials.

“Lehman Brothers estaba en la contabilidad de casi todas las demás instituciones financieras”, dijo. “En segundo lugar, creemos que las probabilidades sí favorecen que el gobierno comunista chino se involucre en caso de que haya un impago”.

Las autoridades chinas han pedido a los principales prestamistas de Evergrande que amplíen los pagos de intereses o renueven los préstamos, pero los observadores del mercado opinan que es improbable un rescate directo por parte del gobierno.

El Banco Popular de China, su banco central, y el organismo de control bancario del país convocaron a los ejecutivos de Evergrande en agosto en una medida poco habitual y les advirtieron de que debían reducir los riesgos de su deuda y priorizar la estabilidad.

La negociación de los bonos de la empresa pone de manifiesto el drástico deterioro de las expectativas de los inversores sobre sus perspectivas este año.

El bono en dólares al 8,25% a marzo de 2022 se negociaba el lunes a 29,156 centavos por dólar, con un retorno superior al 500%, frente al 13,7% de principios de año. El bono al 9,5% a marzo de 2024 cotizaba en 26,4 centavos, con un rendimiento superior al 80%, frente al 14,6% de principios de 2021.

Los inversores, por su parte, están cada vez más preocupados por el riesgo de contagio, principalmente en el sector inmobiliario chino, muy apalancado y que junto con el yuan se vio presionado el lunes.

El yuan cayó a un mínimo de tres semanas de 6,4831 por dólar en el comercio exterior.

(1 dólar = 7,7863 dólares de Hong Kong)