This content is not available in your region

Londres tiene planes para proteger a los consumidores del encarecimiento del gas, según el ministro de Economía

Londres tiene planes para proteger a los consumidores del encarecimiento del gas, según el ministro de Economía
Londres tiene planes para proteger a los consumidores del encarecimiento del gas, según el ministro de Economía   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

LONDRES, 19 sep – Reino Unido tiene planes para proteger el mercado y a los consumidores de la subida de los precios mundiales del gas, según dijo el domingo el ministro de Economía, Kwasi Kwarteng, tras una reunión con el director del organismo regulador de la energía, Ofgem.

El aumento de los precios del gas ya ha obligado a varios proveedores de energía domésticos a cerrar sus puertas y a las plantas de fertilizantes que también producen dióxido de carbono, utilizado para aturdir a los animales en los mataderos y prolongar la vida útil de los alimentos.

“Si un proveedor falla, Ofgem garantizará que el suministro de gas y electricidad de los clientes continúe sin interrupción”, dijo Kwarteng en Twitter.

“Si no es posible un proveedor de último recurso, Ofgem y el Gobierno nombrarían un administrador especial. El objetivo es continuar con el suministro a los clientes hasta que la empresa pueda ser rescatada o los clientes sean trasladados a nuevos proveedores”.

Kwarteng dijo que también se había reunido con el director general de CF Industries, el mayor proveedor nacional de CO2 del país.

“Hablamos de las presiones a las que se enfrenta la empresa y exploramos posibles vías para asegurar los suministros vitales, incluidos los de nuestras industrias alimentaria y energética”, dijo.

El sábado, Kwarteng mantuvo conversaciones de urgencia con directivos de National Grid, Centrica y EDF y el lunes tiene previsto celebrar una mesa redonda con la industria energética y grupos de consumidores.

El Gobierno se ha visto obligado a actuar después de que los bajos niveles de almacenamiento de gas, la disminución de los suministros de Rusia, la demanda de Asia, la baja producción de energías renovables y las interrupciones de mantenimiento de las centrales nucleares hayan contribuido a triplicar los precios del gas en Europa este año, alcanzando máximos históricos.