This content is not available in your region

Venta de casas nuevas en EEUU supera expectativas; oferta se incrementa

Venta de casas nuevas en EEUU supera expectativas; oferta se incrementa
Venta de casas nuevas en EEUU supera expectativas; oferta se incrementa   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 24 sep – Las ventas de viviendas unifamiliares nuevas en Estados Unidos aumentaron por segundo mes seguido en agosto, pero la demanda de casas probablemente habría alcanzado su punto máximo después de un frenesí de compras alimentado por la pandemia de COVID-19.

Las ventas subieron un 1,5% a tasa anual desestacionalizada de 740.000 unidades el mes pasado, dijo el viernes el Departamento de Comercio. El ritmo de ventas de julio se revisó a 729.000 unidades desde las 708.000 informadas previamente. Economistas consultados por Reuters esperaban que las ventas de casas nuevas, que representan una fracción de las ventas del sector en Estados Unidos, alcanzaran las 714.000.

Las ventas descendieron un 24,3% a nivel interanual en agosto. Han tenido problemas por registrar ganancias significativas desde que subieron a una tasa de 993.000 unidades en enero, la más alta desde fines de 2006.

El precio medio de una vivienda nueva se disparó un 20,1% a 390.000 dólares frente al mismo mes del año pasado. Los precios se mantuvieron sin cambios sobre una base mensual.

La pandemia de coronavirus provocó un éxodo de las ciudades mientras los estadounidenses trabajaban desde casa y tomaban clases en línea. Eso impulsó la demanda de viviendas más grandes en los suburbios y otras áreas de baja densidad, que superó con creces la oferta, lo que provocó guerras de ofertas.

Pero es probable que la demanda haya alcanzado su punto máximo. Un informe de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios el miércoles mostró que las ventas de casas usadas cayeron en agosto, y los precios continuaron moderándose bruscamente tras registrar aumentos récord en mayo.

Algunos vendedores están reduciendo sus precios de venta y la confianza del consumidor hacia la compra de una casa ha cambiado.

La demanda por viviendas podría enfriarse después de que la Reserva Federal dijo el miércoles que probablemente comenzaría a reducir sus compras mensuales de bonos en noviembre y señaló que las alzas de las tasas de interés podrían seguir más rápido de lo esperado.

Sin embargo, los fundamentos del mercado siguen siendo sólidos. Un mercado laboral ajustado está aumentando los salarios y el sector de casas nuevas sigue estando respaldado por una aguda escasez de viviendas usadas.

Al ritmo de ventas de agosto, se necesitarían 6,1 meses para liquidar la oferta de viviendas en el mercado, frente a los 6,0 meses de julio. Alrededor del 78% de las casas vendidas el mes pasado estaban en construcción o aún no se habían construido.