This content is not available in your region

El Gobierno británico acepta la necesidad de reformas financieras tras la caída de Greensill

El Gobierno británico acepta la necesidad de reformas financieras tras la caída de Greensill
El Gobierno británico acepta la necesidad de reformas financieras tras la caída de Greensill   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

24 sep – El ministro británico de Finanzas, Rishi Sunak, ha ordenado dos revisiones inmediatas de la regulación financiera del país en relación con el colapso de Greensill Capital, una empresa de financiación de la cadena de suministros.

En una carta dirigida a una comisión parlamentaria que emitió un informe en julio relacionado con la quiebra de Greensill, publicado el viernes por la misma comisión, Sunak dijo que había aceptado su petición de reformar el mecanismo utilizado por Greensill, conocido como el “régimen de representantes designados”.

Sunak dijo en la carta, de la que informó por primera vez el Financial Times, que el Tesoro ya había comenzado a revisar el régimen, incluyendo reformas legislativas para reforzar la supervisión de los representantes designados con el fin de evitar oportunidades de abuso del sistema.

En cuanto a las reformas del régimen normativo en torno a los cambios de control de los bancos, Sunak dijo que el Tesoro está trabajando con la Autoridad de Regulación Prudencial y la Autoridad de Conducta Financiera para considerar cómo se tratan las solicitudes de cambio de control, y qué cambios podrían ser necesarios.

A principios de este mes, los reguladores financieros dijeron que las empresas de financiación comercial deben hacer más para identificar actividades potencialmente sospechosas realizando evaluaciones de riesgo adicionales.

La quiebra de Greensill Capital a principios de este año puso de manifiesto los riesgos en el negocio de la financiación de la cadena de suministro, que mueve 1,3 billones de dólares.

La comisión parlamentaria dijo en julio que el ex primer ministro británico David Cameron demostró falta de criterio al utilizar contactos personales y canales informales para presionar en favor de Greensill Capital.

La comisión no pidió que la financiación de la cadena de suministro en general sea una actividad regulada, pero dijo que el régimen de representantes designados debería ser más estricto para reducir las “oportunidades de abuso”.

En mayo, la Autoridad de Conducta Financiera británica (FCA) dijo que estaba investigando formalmente las operaciones de Greensill en el Reino Unido como parte de las investigaciones globales.