This content is not available in your region

El Ibex-35 cede terreno ante la creciente inquietud sobre la recuperación económica

El Ibex-35 cede terreno ante la creciente inquietud sobre la recuperación económica
El Ibex-35 cede terreno ante la creciente inquietud sobre la recuperación económica   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

4 oct – El principal índice de la bolsa española cerró la primera sesión de la semana a la baja tras la ligera ganancia del viernes, si bien todavía manteniéndose cerca de los 8.800 puntos en un contexto de creciente inquietud sobre la estabilidad de la recuperación económica entre temores inflacionistas, problemas de suministros y la agitación del mercado inmobiliario chino.

Los mercados mundiales cayeron a mínimos de dos meses y medio la semana pasada tras un agitado mes de septiembre, en el que se desplomaron más de un 4% y los rendimientos de los bonos estadounidenses de referencia aumentaron 20 puntos básicos, después de que la Reserva Federal señalara su disposición a empezar a retirar sus estímulos este año y que el gigante inmobiliario China Evergrande bordeara el incumplimiento de pagos.

Estos factores siguieron condicionando las decisiones de inversión el lunes, cuando el anuncio en la prensa china de la venta por parte de Evergrande, cuyas acciones siguen suspendidas de cotización, de su unidad de gestión inmobiliaria para obtener 5.000 millones de dólares no consiguió calmar los nervios de los mercados financieros.

François Savary, director de inversiones de la gestora de patrimonio suiza Prime Partners, afirmó que los mercados están valorando cada vez más un escenario de estanflación con un crecimiento mediocre y una inflación elevada, lo que supone un viento en contra para las acciones, que han alcanzado una serie de máximos históricos y cotizan a múltiplos caros.

“Se puede vivir con mercados con una alta valoración si se tiene la perspectiva de crecimiento económico por delante. Pero si se piensa que la estanflación se está convirtiendo en un problema y la única opción es endurecer la política monetaria y asfixiar la actividad económica, eso no es bueno para la renta variable”, dijo Savary.

La atención de los inversores se centra ahora en los datos de empleos de EEUU y la reacción de la Fed a las cifras de nóminas no agrícolas de septiembre, que se darán a conocer esta semana.

En este contexto, el selectivo bursátil español Ibex-35 cerró con una caída de 7,80 puntos el lunes, un 0,09%, hasta 8.791,70 puntos, mientras que el índice de grandes valores europeos FTSE Eurofirst 300 perdió un 0,46%.

En el sector bancario, Santander subió un 0,05%, BBVA se anotó un 0,02%, Caixabank cedió un 0,87%, Sabadell cayó un 0,23%, y Bankinter se dejó un 0,16%.

Entre los grandes valores no financieros, Telefónica se anotó un 1,59%, Inditex cedió un 1,16%, Iberdrola se dejó un 1,03%, Cellnex ganó un 0,41% y la petrolera Repsol subió un 2,81% hasta lo más alto del índice, en un escenario de aumento de los precios del crudo ante la decisión de recorte de la producción de las principales naciones petroleras.

Al fondo de la tabla destacó Siemens Gamesa con una caída del 2,62%, acumulando los efectos negativos de su ‘profit warning’ del pasado julio, los recortes de ‘brókers’, las deficiencias en la cadena de suministro y los cuellos de botella, según señalaron los analistas de IG en una nota.

“Cabe destacar que las acciones de Siemens vienen realizando máximos decrecientes desde sus máximos históricos marcados en enero de 2021, cuando se quedó a las puertas de los 40,00 euros. Desde entonces, sus títulos han perdido cerca de un 50% y se acercan al soporte de los 20,00 euros, después de establecer un nuevo mínimo hoy”, dijo IG.

Siemens Gamesa cerró la sesión del lunes a un precio de 20,46 euros por acción.