This content is not available in your region

Londres vuelve a amenazar a la UE con suspender el protocolo de Irlanda del Norte

Londres vuelve a amenazar a la UE con suspender el protocolo de Irlanda del Norte
Londres vuelve a amenazar a la UE con suspender el protocolo de Irlanda del Norte   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

MANCHESTER, Inglaterra, 4 oct -Reino Unido advirtió el lunes a la Unión Europea que activará las medidas de salvaguardia contempladas en su acuerdo de divorcio si el bloque no responde a sus demandas de cambios para relajar los controles al comercio con Irlanda del Norte, afirmando que el acuerdo ha fracasado “mucho más pronto de lo que pensábamos”.

En su intervención en la conferencia del gobernante Partido Conservador en la ciudad de Manchester, en el norte de Inglaterra, el ministro británico para el Brexit, David Frost, dijo que presentará una nueva serie de textos legales en apoyo de las propuestas del Gobierno de Reino Unido para modificar el llamado protocolo de Irlanda del Norte.

Frost no dijo en qué momento activará el Gobierno el conocido como Artículo 16, que permite a ambas partes tomar medidas unilaterales si consideran que el protocolo genera un impacto negativo, si bien varios medios dijeron que la decisión podría tomarse a finales de mes.

La UE ha dicho que la activación del Artículo 16 sería “extremadamente contraproducente” y que considerará todas las opciones de respuesta posible.

“Sin una solución acordada pronto, tendremos que actuar, utilizando el mecanismo de salvaguardia del artículo 16, para abordar el impacto que el protocolo está teniendo en Irlanda del Norte”, dijo Frost ante una sala poco concurrida en la convención de Manchester.

“Esa puede ser al final la única manera de proteger nuestro país: nuestra gente, nuestro comercio, nuestra integridad territorial, el proceso de paz y los beneficios de este gran Reino Unido del que todos formamos parte”.

Desde que Reino Unido dejara el mercado único de la UE a principios de año, las dificultades para enviar ciertos productos desde Gran Bretaña al territorio británico de Irlanda del Norte ha llevado a Londres a pedir en repetidas ocasiones la introducción de cambios en el protocolo.

Dichas peticiones se han encontrado con la insistencia de Bruselas en que no renegociará un acuerdo que fue firmado por ambas partes de buena fe, animando a Reino Unido a buscar soluciones en lugar de recurrir a las amenazas.

Frost admitió que el deseo del Gobierno británico era negociar “algo mejor” que el protocolo, que en la práctica ha creado controles de frontera entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte, pero que actuará por su cuenta para garantizar la paz en la isla de Irlanda.

El ministro del Brexit culpó a la “mano dura” de la UE de amenazar el delicado equilibrio traído por el proceso de paz de 1998, que puso fin a tres décadas de conflicto entre los nacionalistas católicos irlandeses y los protestantes unionistas partidarios de la pertenencia a Reino Unido.

“Sí, pactamos el protocolo en aquel difícil otoño de 2019. Sabíamos que estábamos tomando un riesgo, pero un riesgo que merecía la pena”, dijo.

“Y temimos justificadamente que el protocolo no podría soportar la tensión si no se manejaba con sensatez. El resultado: estábamos en lo cierto. Los acuerdos adoptados han comenzado a fracasar mucho más pronto de lo que pensábamos”.