This content is not available in your region

El distrito financiero de Londres se enfrenta a sus orígenes esclavistas

El distrito financiero de Londres se enfrenta a sus orígenes esclavistas
El distrito financiero de Londres se enfrenta a sus orígenes esclavistas   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Carolyn Cohn y Huw Jones

LONDRES, 6 oct – Barcos británicos transportaron más de 3 millones de personas africanas esclavizadas a través del Océano Atlántico. Lloyd’s of London aseguró muchos de esos barcos, y las personas encadenadas bajo cubierta a veces eran clasificadas como “bienes perecederos” junto con el ganado por los aseguradores del mercado.

La participación de Lloyd’s of London —un mercado de seguros— en la trata transatlántica de esclavos no figura en la exposición permanente que tiene en su modernista torre de la City, el distrito financiero de la capital británica, pero eso va a cambiar.

“El legado de la esclavitud es el racismo. No se puede hacer lo que hay que hacer para que la esclavitud dé resultado a menos que se considere a las personas esclavizadas como algo menos que humanas”, dijo Nick Draper, exbanquero de JPMorgan y director fundador del Centro para el Estudio del Legado de la Esclavitud Británica (LBS) en el University College de Londres.

“Lo hicimos sobre la base de la etnia, la raza y el color de la piel. Es algo que está arraigado en la cultura británica y europea. En eso es en lo que estamos trabajando ahora”.

Junto con otras instituciones financieras de Londres, el mercado de los seguros se ha visto obligado a enfrentarse a su pasado racista tras las protestas de Black Lives Matter del año pasado.

Lloyd’s y el Banco de Inglaterra han contratado cada uno a un historiador para que profundice en su papel en la trata de esclavos y planean dar a conocer los resultados en el próximo año.

Las exposiciones arrojarán luz sobre las fortunas acuñadas en un sistema inhumano y el papel desempeñado por algunos de los más venerables personajes de la City para mantenerlo a flote, entre ellos John Julius Angerstein, conocido como “el padre de Lloyd’s”.

Este líder industrial del siglo XVIII fue presidente del mercado cuando una gran parte de su negocio se basaba en el comercio de esclavos, y Lloyd’s afirma que hay pruebas que sugieren que fue fideicomisario de fincas en el Caribe en las que había personas esclavizadas.

Su retrato está colgado en la sede del mercado.

Su actual presidente, Bruce Carnegie-Brown, quiere que Lloyd’s sea sincero sobre su pasado, pero no quiere que se retiren los cuadros.

“Prefiero contar la historia que suprimirlos”, dijo a Reuters.

La African-Caribbean Insurance Network (ACIN, Red de Seguros Afro-Caribeña), creada para impulsar la representación de los negros y las minorías étnicas en el mercado de seguros de Londres, no está de acuerdo. Afirma que las empresas deben revisar “los artefactos organizativos y eliminar los que tengan connotaciones racistas”, según las recomendaciones presentadas al mercado londinense el año pasado.

El cofundador de la ACIN, Junior Garba, suscriptor de Lloyd’s, dijo que sería mejor colocar estos artículos en museos.

“No podemos ignorar la historia. Podemos explicarla, podemos educar”.

RAÍCESPROFUNDAS

Las raíces de la trata de esclavos son profundas y extensas en las afamadas instituciones londinenses.

La colección de arte de Angerstein, que incluye obras de Rubens, Rafael y Rembrandt, formó el núcleo de la National Gallery de Londres cuando se fundó.

La galería no menciona en su página web los vínculos de Angerstein con la trata de esclavos. Sí dice que perteneció al Comité para el Socorro de los Negros Pobres, una organización con intereses abolicionistas.

En un correo electrónico enviado a Reuters, la National Gallery dijo que estaba trabajando con LBS para aclarar los vínculos entre la propiedad de esclavos, la colección de arte y la filantropía en Reino Unido y publicará los resultados iniciales a finales de este año. Angerstein será incluido en ese estudio.

Según la investigación de Draper, Angerstein fue “un beneficiario de la esclavitud en el negocio de los seguros marítimos sobre el que fundó su carrera y su fortuna”. No hay pruebas de que fuera un comerciante de esclavos.

La decisión sobre qué hacer con los retratos de Angerstein y otros nombres destacados de Lloyd’s se tomará una vez que Victoria Lane, anteriormente archivera del teatro Shakespeare’s Globe, complete su revisión.

Lane, que comenzó a trabajar en Lloyd’s el mes pasado, está revisando las obras de arte, las espadas, la platería y los documentos que posee el mercado. Lloyd’s se negó a que Lane concediera una entrevista.

El Banco de Inglaterra retiró a principios de este año 10 retratos y bustos de antiguos gobernadores y directores vinculados a la trata de esclavos y tiene previsto explicar su papel en una exposición en su museo el año que viene, según un portavoz.

Parece que las estatuas de dos políticos vinculados a la trata de esclavos permanecerán en Guildhall, el centro ceremonial de la City de Londres, tras una decisión anterior de retirarlas.

La autoridad municipal del distrito financiero debatirá esta semana un informe que recomienda mantener los monumentos del dos veces alcalde William Beckford y del comerciante John Cass, que hicieron fortuna con la esclavitud, con “placas o avisos explicativos” colocados junto a ellos.

El informe dice que las más de 2.000 respuestas a dos consultas realizadas mostraron una “escasa demanda” para retirar las estatuas.

LEGADO

Las colonias azucareras europeas en las Indias Occidentales se construyeron con mano de obra esclava procedente de África durante los siglos XVII y XVIII, y la City de Londres fue el centro financiero del comercio transatlántico de seres humanos.

Los historiadores estiman que entre uno y dos tercios del mercado británico de seguros marítimos se basaba en el comercio de esclavos en el siglo XVIII, en particular, asegurando los barcos que regresaban a Europa con los productos de las plantaciones.

Lloyd’s fue uno de los tres principales aseguradores marítimos británicos del siglo XVIII. Las otras dos, Royal Exchange y London Assurance, se fusionaron posteriormente con las aseguradoras AXA y RSA.

AXA se disculpó por su asociación con la trata de esclavos y dijo que estaba trabajando para hacer su lugar de trabajo más inclusivo.

RSA dijo que había aspectos de su historia que “no reflejan los valores que tenemos hoy en día”, y añadió que la empresa estaba comprometida con la lucha contra la injusticia.

El legado de la industria de la esclavitud persiste, según los expertos.

Menos de 1 de cada 10 puestos directivos en los servicios financieros están ocupados por personas negras, asiáticas o de otras minorías étnicas, según un documento de debate publicado por los reguladores británicos en julio.

El Banco de Inglaterra se ha fijado como objetivo que entre el 18 y el 20% de los altos directivos sean negros, asiáticos o de minorías étnicas en febrero de 2028, frente al 8,2% de noviembre de 2020.

La falta de progreso en la diversificación de la City está presionando a la Autoridad de Conducta Financiera para que actúe y dijo en julio que la remuneración de los altos cargos podría tener que estar vinculada a mejoras en la contratación.

La ACIN recomienda a las empresas de seguros que establezcan objetivos de representación de minorías étnicas en los niveles superiores.

Solo el 2% de los casi 50.000 asegurados de Lloyd’s of London son negros. Su “ambición” es que un tercio de las nuevas contrataciones procedan de minorías étnicas.

“La herencia es parte de la respuesta”, dijo Oliver Kent-Braham, cofundador de la aseguradora digital Marshmallow.

“Lo importante es que las empresas se aseguren de tener procesos de entrevista realmente imparciales que no estén muy sesgados (…) asegurándose de que las empresas están contratando de todas partes”