This content is not available in your region

La ciudad china de Harbin apoya a las inmobiliarias, Morgan Stanley mejora su valoración

La ciudad china de Harbin apoya a las inmobiliarias, Morgan Stanley mejora su valoración
La ciudad china de Harbin apoya a las inmobiliarias, Morgan Stanley mejora su valoración   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

PEKÍN, 11 oct – Harbin se ha convertido en una de las primeras ciudades de China en anunciar medidas para apoyar a las promotoras inmobiliarias y sus proyectos, tras el impacto de la creciente crisis de deuda del gigante inmobiliario China Evergrande Group.

Las promotoras deben recuperar parte de sus fondos de preventa dejados en fideicomiso en cuentas de depósito estatales lo antes posible para aliviar la presión sobre sus flujos de caja, dijo el domingo el Gobierno de Harbin, capital de la provincia nororiental de Heilongjiang, en un comunicado publicado en su página web.

Las autoridades de la ciudad animan a las promotoras con un buen perfil crediticio a retomar las actividades de preventa tan pronto como puedan, según el comunicado.

La inversión inmobiliaria y las ventas en general en China han disminuido, mientras que el crecimiento de los precios de las viviendas nuevas se ha ralentizado. En muchas ciudades del interior del país, la falta de demanda ha llevado a muchas promotoras a pulsar el botón de pausa en las ventas o a ofrecer descuentos.

Yan Yuejin, director de E-house China Research and Development Institution, con sede en Shanghái, dijo que esperaba que otras ciudades siguieran a Harbin en el anuncio de apoyos al sector, especialmente “las que están sometidas a una gran presión por los elevados inventarios, incluidas algunas ciudades de nivel 3 y 4 de las regiones central y occidental”.

En una nueva señal positiva para los promotores, Morgan Stanley elevó su opinión sobre el sector inmobiliario chino a “atractiva” desde “en línea”, afirmando que los reguladores podrían relajar su control sobre el sector para ayudar a estabilizarlo y apoyar la economía.

El sector inmobiliario chino, que representa aproximadamente una cuarta parte del producto interior bruto del país, se ha visto afectado por unos límites de endeudamiento más estrictos que han perjudicado los flujos de caja, así como la capacidad de las promotoras para terminar sus trabajos y obtener fondos para nuevos proyectos.

La crisis de Evergrande, que tiene que lidiar con unos 300.000 millones de dólares de deuda y ha dejado de pagar dos cupones, ha aumentado las tensiones, ya que los inversores temen que otras promotoras también sean susceptibles de incurrir en impagos.

Sin embargo, los analistas de Morgan Stanley afirman que los riesgos sistémicos son ahora más manejables, ya que los reguladores y los Gobiernos locales cuentan con la experiencia y los mecanismos necesarios para hacer frente a los impagos de los promotores.

“La reestructuración de la deuda se hará también a nivel de la sociedad de cartera, mientras que las empresas operativas o los proyectos inmobiliarios seguirán funcionando durante la reestructuración con el apoyo de los regulares y los Gobiernos locales”, dijeron en una nota a clientes el domingo.

Las medidas adicionales de Harbin incluirán subsidios de hasta 100.000 yuanes (15.500 dólares) para los residentes con talento y cualificación que quieran comprar una vivienda por primera vez.

“Si los responsables políticos hicieran declaraciones sobre la garantía de finalización de los proyectos inmobiliarios y el apoyo a la reestructuración, podría aliviar las preocupaciones de los compradores de viviendas y del sistema financiero”, dijo Morgan Stanley.

Kenneth Ho, jefe de estrategia de crédito para Asia de Goldman Sachs, también dijo que creía que los responsables políticos de China tendrían tolerancia cero con el riesgo sistémico y que el apoyo político se produciría si se diera un mayor deterioro de los niveles de actividad inmobiliaria.

Los subíndices inmobiliarios chinos y bancarios ganaban más de un 2,2% respectivamente el lunes, en comparación con un contexto bursátil general sin apenas cambios.

(1 dólar = 6,4370 yuanes chinos)