This content is not available in your region

Es muy pronto para decir que mercado laboral EEUU se está estancando: Daly de la Fed

Es muy pronto para decir que mercado laboral EEUU se está estancando: Daly de la Fed
Es muy pronto para decir que mercado laboral EEUU se está estancando: Daly de la Fed   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

10 oct – El mercado laboral estadounidense seguirá sintiendo los efectos del COVID-19, pero es demasiado pronto para decir que se está “estancando”, afirmó el domingo la presidenta de la Reserva Federal de San Francisco, Mary Daly.

“Va a tener estos altibajos, especialmente con la variante Delta”, dijo Daly en el programa de noticias de fin de semana de CBS “Face the Nation” cuando se le preguntó sobre un segundo mes consecutivo de crecimiento laboral decepcionante en septiembre.

“Así que creo que es demasiado pronto para decir que se está estancando, pero ciertamente estamos viendo el dolor de COVID y el dolor de la variante Delta impactando el mercado laboral”.

El viernes el Departamento del Trabajo informó que sólo se crearon 194.000 nuevos puestos el mes pasado, menos de la mitad de la cifra esperada. Si bien la tasa de desempleo cayó a un mínimo de 18 meses de 4,8%, ese declive se debió en parte a personas que abandonaron la fuerza laboral estadounidense.

Junto con cifras laborales decepcionantes en agosto, los últimos datos hacen temer que la economía estadounidense tarde en recobrar los empleos perdidos por la pandemia, y que factores como la alta inflación, la baja confianza del consumidor y la persistencia del COVID-19 minarán el crecimiento.

Daly dijo que siempre había pensado que la variante Delta crearía factores adversos para la economía, pero que ella no presumen que desencadene una recesión.

“Delta ha cobrado un precio, pero aún no nos ha descarrilado”, afirmó la funcionaria.

Consultada sobre la inflación, Daly dijo que las presiones sobre los precios que enfrentan los consumidores estadounidenses son “dolorosas” pero están directamente relacionadas con COVID-19 y no se espera que persistan.

Eso se hace eco de sus evaluaciones anteriores y de muchos otros funcionarios de la Fed de que el episodio actual de alta inflación es “transitorio”, incluso si se ha extendido más de lo que la mayoría de las autoridades habían esperado inicialmente.