This content is not available in your region

Alemania reduce los ingresos de la red eléctrica y de gas para proteger a los consumidores

Alemania reduce los ingresos de la red eléctrica y de gas para proteger a los consumidores
Alemania reduce los ingresos de la red eléctrica y de gas para proteger a los consumidores   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

FRÁNCFORT, 20 oct – La agencia federal de redes de Alemania rebajó el miércoles la rentabilidad permitida para las nuevas infraestructuras de las redes de electricidad y gas hasta 2029, en una medida destinada a proteger a los consumidores frente a la subida de la factura energética.

En su fijación de tipos de interés para las redes publicados el miércoles, el organismo propuso una rentabilidad permitida para las nuevas infraestructuras del 5,07% en los sectores regulados – frente al 6,91% actual-, en los que los costes se recuperan a través de las tasas aplicadas a los precios pagados por los clientes de energía.

La medida, que según la agencia se debe a la situación general de los tipos de interés, se produce en un momento en que la subida de los precios de la energía ha dejado a los consumidores expuestos a una costosa temporada de calefacción invernal. 

El elemento de red supone algo más de una quinta parte de la factura final que pagan los consumidores de electricidad, mientras que en el caso del gas es una cuarta parte, según las estadísticas del sector.

Las nuevas tarifas se aplicarán en los quinquenios que comienzan en 2023 y 2024 respectivamente. Los tipos para las infraestructuras antiguas se han fijado en el 3,51%, frente al 5,12%, según informó el regulador en un comunicado.

“Los tipos de interés más bajos reflejan los bajos tipos de interés en los mercados de capitales”, dijo Jochen Homann, presidente del organismo.

La agencia partió de una media de tipos de interés sin riesgo durante 10 años del 0,74%, que dijo que podría ajustar en caso de que se produjeran cambios inesperados. Concedió un recargo por riesgo del 3%.

Los operadores dicen que necesitan grandes cantidades de dinero para mejorar las redes de gas de cara a su futuro papel en los sistemas energéticos descarbonizados.

En los próximos años también se invertirán miles de millones de euros en plantas de producción de energía eólica y solar, y esta capacidad necesita conectarse a las redes eléctricas. 

Algunos analistas han apoyado la postura de los operadores, mientras que otros han afirmado que los grandes inversores institucionales seguirían contentos con unos resultados menores, ya que las redes alemanas proporcionan flujos de ingresos constantes.