This content is not available in your region

Los planes de los grandes productores de combustibles fósiles contrarrestan los objetivos climáticos, según la ONU

Los planes de los grandes productores de combustibles fósiles contrarrestan los objetivos climáticos, según la ONU
Los planes de los grandes productores de combustibles fósiles contrarrestan los objetivos climáticos, según la ONU   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Nina Chestney

LONDRES, 20 oct – Las principales economías producirán en 2030 más del doble de carbón, petróleo y gas de lo que es compatible con el cumplimiento de los objetivos climáticos fijados en el Acuerdo de París de 2015 para frenar el calentamiento global, según afirmaron el miércoles las Naciones Unidas y los investigadores.

El informe anual sobre la brecha de producción del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA, por sus siglas en inglés) mide la diferencia entre la producción prevista por los Gobiernos de combustibles fósiles y los niveles de producción que son compatibles con el cumplimiento de los límites de temperatura establecidos en París.

En virtud del pacto, las naciones se han comprometido a un objetivo a largo plazo de limitar el aumento de la temperatura media a menos de 2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales y a intentar limitarlo aún más a 1,5 grados.

El informe, que analizó a 15 grandes productores de combustibles fósiles, concluyó que tienen previsto producir, en total, alrededor de un 110% más de combustibles fósiles en 2030 de lo que sería coherente con la limitación del calentamiento a 1,5 grados, y un 45% más de lo que es coherente con 2 grados.

El tamaño de esa diferencia no ha disminuido mucho desde el informe del PNUMA de 2020, según el texto.

Los países analizados en el informe fueron Alemania, Arabia Saudí, Australia, Brasil, Canadá, China, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, India, Indonesia, México, Noruega, Reino Unido y Rusia.

Los planes de los 15 países analizados prevén que la producción de combustibles fósiles aumente al menos hasta 2040.

Esto supondría un 240% más de carbón, un 57% más de petróleo y un 71% más de gas en 2030 de lo que se necesita para frenar el ritmo de calentamiento global a 1,5C.

De los tres combustibles, se prevé que la producción de gas sea la que más aumente entre 2020 y 2040, según los planes de los Gobiernos.

Representantes de casi 200 países se reunirán en Glasgow (Escocia) del 31 de octubre al 12 de noviembre para celebrar conversaciones sobre el clima con el fin de reforzar las medidas para hacer frente al calentamiento global en el marco del Acuerdo de París de 2015.