This content is not available in your region

China Evergrande consigue una prórroga para un bono impagado de 260 millones de dólares

China Evergrande consigue una prórroga para un bono impagado de 260 millones de dólares
China Evergrande consigue una prórroga para un bono impagado de 260 millones de dólares   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Clare Jim y Andrew Galbraith

HONGKONG/SHANGHÁI, 21 oct – China Evergrande Group ha conseguido una prórroga para un bono impagado, según informó el jueves el proveedor financiero REDD, ofreciendo un respiro a la promotora un día después de que fracasara un acuerdo para vender una participación de 2.600 millones de dólares en su unidad de servicios inmobiliarios.

Evergrande ha conseguido una prórroga de “más de tres meses” para el vencimiento de un bono de 260 millones de dólares emitido por la empresa conjunta Jumbo Fortune Enterprise y garantizado por Evergrande más allá del 3 de octubre, después de acordar la provisión de una garantía adicional, informó REDD, citando a los titulares del bono.

Evergrande no respondió a una solicitud de comentarios de Reuters.

La noticia de la ampliación se produjo después de que Evergrande dijera el miércoles que había desechado un acuerdo para vender una participación del 50,1% en Evergrande Property Services Group Ltd a Hopson Development Holdings Ltd, ya que su competidora no había cumplido el “requisito previo para hacer una oferta general”.

Ambas partes se han culpado mutuamente por este contratiempo, y Hopson ha dicho que no acepta que “haya ningún tipo de sustancia” en la rescisión del acuerdo de venta por parte de Evergrande, y que está explorando opciones para proteger sus intereses legítimos.

El acuerdo es el segundo que se viene abajo en plena lucha de la promotora por conseguir dinero en efectivo en las últimas semanas. Dos fuentes dijeron a Reuters la semana pasada que la venta de 1.700 millones de dólares de su sede en Hong Kong había fracasado ante la preocupación de los compradores por la situación financiera de Evergrande.

El contratiempo también se produce justo antes de que expire un período de gracia de 30 días para que Evergrande pague 83,5 millones de dólares en cupones de un bono en el extranjero, momento en el que la promotora más endeudada de China quedaría en situación de impago.

En una declaración bursátil el miércoles, Evergrande dijo que los períodos de gracia para el pago de los intereses de sus bonos denominados en dólares estadounidenses que habían vencido en septiembre y octubre no habían expirado. No dio más detalles.

“La operación frustrada ha hecho aún más improbable que (Evergrande) saque un conejo de la chistera en el último minuto”, dijo un abogado que representa a algunos acreedores, solicitando el anonimato por no estar autorizado a hablar con los medios.

“Teniendo en cuenta cómo están las cosas con los impagos y que el periodo de gracia se acaba pronto, la gente se está preparando para un impago difícil. Veremos cómo lo aborda la empresa en sus negociaciones con los acreedores”.

GARANTÍAS

Las acciones de China Evergrande, su unidad de servicios inmobiliarios y Hopson, que cotizan en Hong Kong, volvieron a cotizar el jueves tras más de dos semanas de suspensión. Evergrande recortó las pérdidas de la apertura y bajaba un 9,8% en las primeras operaciones. Su unidad de servicios inmobiliarios caía un 5%, mientras que su división de vehículos eléctricos se desplomó hasta un 10,3%. Las acciones de Hopson subían un 5,6%.

El índice inmobiliario de China continental ganaba casi un 2%.

Evergrande fue en su día la promotora inmobiliaria más exitosa de China, pero ahora se tambalea bajo una deuda de más de 300.000 millones de dólares, lo que ha llevado a los responsables del Gobierno manifestarse enérgicamente en los últimos días para decir que los problemas de la empresa no se descontrolarán ni desencadenarán una crisis financiera más amplia.

La serie de garantías oficiales probablemente tenga por objeto calmar el temor de los inversores a que la crisis de la deuda de la promotora se extienda a todo el sector inmobiliario de China, que contribuye a una cuarta parte del crecimiento económico del país.

Desde que el Gobierno comenzó a tomar medidas drásticas sobre la deuda corporativa en 2017, muchas promotoras inmobiliarias han recurrido a instrumentos que operan fuera del balance contable para pedir dinero prestado y eludir el escrutinio regulatorio, dijeron analistas y abogados.

Las declaraciones de otras promotoras inmobiliarias el jueves exacerbaron la preocupación de los inversores por el contagio.

Chinese Estates Holdings Ltd dijo que registraría una pérdida de 29 millones de dólares en su actual año fiscal por la venta de bonos emitidos por la promotora inmobiliaria Kaisa Group Holdings Ltd.

Modern Land (China) Co Ltd dijo que había dejado de solicitar el consentimiento de los inversores para ampliar la fecha de vencimiento de un bono en dólares que vence el 25 de octubre. Sus acciones fueron suspendidas de cotización el jueves.

Aunque los diferenciales chinos de alto rendimiento, como indica un índice de emisores corporativos chinos de alto rendimiento, seguían reduciéndose hasta el miércoles por la tarde, hora de Estados Unidos, la decisión de Modern Land pesó en el ánimo de los inversores, dijo Clarence Tam, gestor de carteras de renta fija de Avenue Asset Management en Hong Kong.