This content is not available in your region

Italia y UniCredit no logran cerrar el acuerdo de rescate de Monte dei Paschi

Italia y UniCredit no logran cerrar el acuerdo de rescate de Monte dei Paschi
Italia y UniCredit no logran cerrar el acuerdo de rescate de Monte dei Paschi   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Valentina Za, Giuseppe Fonte y Giulio Piovaccari

LONDRES/MILÁN, 24 oct – Italia dio por concluidas el domingo las conversaciones con UniCredit sobre la venta de Monte dei Paschi di Siena (MPS), lo que supone un importante revés a los esfuerzos realizados durante años por el Gobierno de Roma para devolver el maltrecho banco toscano a manos privadas.

Si no se logra salvar una diferencia de valoración de miles de millones de euros entre las partes, Italia no podrá completar la reestructuración de su sistema bancario que inició hace seis años.

El anuncio confirmó lo que Reuters había adelantado por fuentes el sábado.

Roma buscará ahora una extensión de los plazos acordados con las autoridades de la Unión Europea para reprivatizar MPS y un dirigente del Tesoro dijo que no esperaba que las discusiones fueran difíciles.

El Tesoro hará su parte para recapitalizar MPS y planea seguir adelante con las medidas para mejorar el balance que había ofrecido a UniCredit después de que MPS saliera como el banco más vulnerable de la zona euro en el chequeo del sector de este verano.

“El aplazamiento irá acompañado de medidas de gestión que reforzarán el banco”, dijo el dirigente.

“Las autoridades europeas son plenamente conscientes de que hemos intentado seriamente concluir una transacción en condiciones de mercado antes de que termine el año, y que esto no ha sido posible, porque la propuesta que hemos recibido no es aceptable”, añadió.

Italia había empezado a trabajar en la reprivatización de MPS no mucho después de rescatarla en 2017 por 5.400 millones de euros (6.300 millones de dólares), procediendo como primer paso a deshacerse de la mayor parte de su morosidad restante.

Roma vio una fusión con un competidor más fuerte como la mejor manera de arreglar los mayores problemas bancarios del país y había apuntado a UniCredit después de que el peso pesado rival Intesa Sanpaolo llevara su cuota de mercado a los límites antimonopolio con la adquisición de UBI el año pasado.

“A pesar del esfuerzo de ambas partes… las negociaciones relativas a la potencial adquisición de un perímetro definido de Banca Monte dei Paschi di Siena ya no continuarán”, dijeron UniCredit y el Tesoro en un comunicado conjunto.

Es probable que la noticia haga temblar las acciones de los dos bancos el lunes y afecte en particular a la cotización de la deuda más arriesgada de MPS, que ha sufrido en los últimos meses debido a la preocupación de que los tenedores de bonos “junior” (deuda subordinada) de MPS tengan que asumir pérdidas en virtud de las normas de la Unión Europea sobre ayudas estatales a los bancos si Italia pone más dinero de los contribuyentes en MPS.

Las primeras conversaciones para reducir la participación estatal del 64% en MPS a través de un acuerdo con UniCredit comenzaron hace más de un año, pero la destitución del director ejecutivo Jean Pierre Mustier las interrumpió abruptamente.

Al aceptar entablar conversaciones exclusivas con el Tesoro en julio, el nuevo máximo ejecutivo de UniCredit, Andrea Orcel, exigió que el acuerdo se centrara únicamente en partes de MPS, además de ser neutral para el capital de UniCredit y ofrecer un aumento de los beneficios del 10%.

El Tesoro calculó que los activos seleccionados por UniCredit tenían un valor de mercado de entre 3.600 y 4.800 millones de euros, teniendo en cuenta un beneficio neto anual de 600 millones de euros, dijo una persona con conocimiento del asunto.

Esto abre una enorme brecha con la valoración de UniCredit de 1.300 millones de euros para los mismos activos, añadió la fuente. UniCredit declinó hacer comentarios.

El Tesoro también se opuso a los ajustes contables que UniCredit había incluido en su solicitud de capital de 6.300 millones de euros sobre la base de sus propios modelos de riesgo más conservadores, según las fuentes.

Con las partes en desacuerdo también sobre los activos a vender y el Tesoro presionando a UniCredit para que asumiera unidades de MPS que no quería, Roma concluyó que una fusión era una alternativa demasiado costosa para los contribuyentes.

MPS tiene planes para captar 2.500 millones de euros en capital si no encuentra un comprador y el dirigente del Tesoro dijo que el Gobierno estaba dispuesto a hacer su parte sobre la base de “un plan de negocios creíble”.

Es probable que Italia haga cambios en la dirección de MPS para llevar a cabo el plan ideado en el marco del acuerdo previsto con UniCredit, según el cual los préstamos dudosos restantes del banco se transferirían a la gestora estatal de préstamos dudosos AMCO y sus riesgos legales serían cubiertos y garantizados por el Estado, según esta fuente.

El Banco Central Europeo (BCE), que todavía no ha visto un plan para que MPS continúe como entidad independiente, según una fuente cercana al asunto, no tiene ninguna preocupación inmediata por la posición de capital de MPS.

(1 dólar = 0,8593 euros)