This content is not available in your region

Gastos de empresas EEUU en equipos suben más de lo esperado en septiembre

Gastos de empresas EEUU en equipos suben más de lo esperado en septiembre
Gastos de empresas EEUU en equipos suben más de lo esperado en septiembre   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 27 oct – Los nuevos pedidos de bienes de capital fabricados en Estados Unidos subieron más de lo esperado y los envíos también aumentaron en septiembre, lo que apunta a un robusto gasto empresarial en equipos, aunque es probable que la presión sobre las cadenas de suministro haya frenado la actividad económica en el tercer trimestre.

Otros datos del Departamento del Comercio divulgados el miércoles reforzaron las menores expectativas de crecimiento en los últimos meses en Estados Unidos, puesto que el déficit comercial de bienes se amplió drásticamente el mes pasado, con una caída de las exportaciones.

Si bien los inventarios al por mayor aumentaron, las existencias entre los minoristas cayeron debido a que la oferta en los concesionarios de autos continuó disminuyendo, en medio de una escasez mundial de semiconductores.

Los informes se publicaron antes del dato preliminar del Gobierno sobre la variación del PIB del tercer trimestre, previsto para el jueves. Economistas esperan el ritmo de crecimiento más lento desde el segundo trimestre de 2020, cuando la economía se contrajo bruscamente a raíz de las estrictas medidas obligatorias para contener la primera ola del COVID-19.

“El tercer trimestre puede ser el más débil para el crecimiento económico en más de un año, pero esto tampoco está tan claro si el gasto de capital empresarial anota cifras récord este mes”, dijo Christopher Rupkey, economista jefe de FWDBONDS en Nueva York.

“Las empresas están mirando más allá de la desaceleración del gasto de los consumidores en el tercer trimestre y apuestan a que los clientes volverán a las tiendas y centros comerciales a finales de este año para despejar los estantes”, sostuvo.

Los pedidos de bienes de capital no relacionados con defensa, excluidos los aviones, un indicador de los planes de gasto empresarial en Estados Unidos, aumentaron un 0,8% el mes pasado. Los datos de agosto del indicador subyacente se revisaron a la baja para mostrar un alza ude 0,5% en lugar del avance de 0,6%, como se informó anteriormente.

Economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que los pedidos de bienes de capital subyacentes aumentarían un 0,5%. Hubo incrementos en las órdenes de maquinaria, metales básicos y productos fabricados de metales.

Pero los pedidos de equipos eléctricos, electrodomésticos y componentes cayeron, al igual que las órdenes de computadoras y productos electrónicos, probablemente debido a la escasez global de chips.

Los envíos de bienes de capital subyacentes se dispararon un 1,4% el mes pasado después de subir un 0,6% en agosto. Esta lectura se utiliza para calcular el gasto en equipos como parte de la medición de crecimiento del PIB.

Los economistas esperan otro trimestre de fuerte gasto empresarial en equipos en el reporte preliminar del PIB del tercer trimestre del jueves. Pero algunos esperan incluso una disminución debido a una notoria escasez de vehículos que ha socavado las compras.

La pandemia de COVID-19 desplazó la demanda hacia los bienes y provocó graves interrupciones laborales, lo que resultó en cuellos de botella sin precedentes en la cadena de suministro, una situación que según prevén economistas y empresas persistirá hasta mediados del 2022.

Los pedidos de bienes duraderos, artículos deben durar tres años o más, cayeron un 0,4% después de avanzar un 1,3% en agosto. Las órdenes se vieron lastradas por una baja del 2,3% en los pedidos de equipos de transporte, que siguió a un aumento del 3,8% en agosto.

Según una encuesta de Reuters entre economistas, la economía probablemente creció a una tasa anualizada del 2,7% en el tercer trimestre, una fuerte ralentización frente al avance de 6,7% del segundo trimestre.

Los inventarios se agotaron en el primer semestre del año. Los economistas creen que el ritmo de caída disminuyó en el tercer trimestre, lo que representa la mayor parte del crecimiento esperado del PIB.