This content is not available in your region

El banco central de Australia abre la puerta a una subida de tipos anticipada

El banco central de Australia abre la puerta a una subida de tipos anticipada
El banco central de Australia abre la puerta a una subida de tipos anticipada   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Wayne Cole

SÍDNEY, 2 nov – El banco central de Australia dio el martes un paso importante hacia la retirada de las medidas extraordinarias de estímulo, al abandonar el objetivo de unos rendimientos de bonos ultrabajos y dejar abierta la posibilidad de una subida anticipada de los tipos de interés.

Tras su reunión de política monetaria de noviembre, el Banco de la Reserva de Australia (RBA, por sus siglas en inglés) mantuvo su tipo de interés de referencia en un mínimo histórico del 0,1%, pero abandonó su objetivo del 0,1% para los bonos del Estado de abril de 2024.

El banco central también omitió su previsión anterior de que era improbable una subida de tipos hasta 2024, como reflejo de la mejora de las condiciones económicas y de la reciente y sorprendente lectura de la inflación.

No obstante, seguirá comprando bonos del Estado a un ritmo de 4.000 millones de dólares australianos (3.000 millones de dólares estadounidenses) a la semana hasta al menos mediados de 2022, y subrayó que la inflación sigue siendo demasiado baja.

“El Consejo está preparado para ser paciente, con la previsión central de que la inflación subyacente no supere el 2,5% a finales de 2023 y de que sólo se produzca un aumento gradual del crecimiento de los salarios”, dijo en un breve comunicado el gobernador del banco central, Philip Lowe.

El Banco de la Reserva de Australia se ha resistido hasta ahora a los llamamientos para utilizar los tipos de interés para atemperar el mercado, con el argumento de que sólo frenaría la economía y costaría puestos de trabajo, pero el principal regulador bancario australiano ha endurecido las normas de concesión de préstamos.

“El endurecimiento macroprudencial actuará como un freno para la vivienda, y la política fiscal también actuará como un lastre”, dijo Frank Uhlenbruch, estratega de inversiones de Janus Henderson.

“Nuestra opinión es que el perfil de endurecimiento que implica el mercado corre el riesgo de desencadenar una importante desaceleración a lo largo de 2023”, añadió. “Ante estas incertidumbres, esperamos que el RBA se vaya acelerando poco a poco, iniciando un ciclo de endurecimiento a partir de mediados de 2023”.