This content is not available in your region

Autoridades económicas reafirman compromiso del Banco de Japón con meta de inflación del 2%

Autoridades económicas reafirman compromiso del Banco de Japón con meta de inflación del 2%
Autoridades económicas reafirman compromiso del Banco de Japón con meta de inflación del 2%   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Tetsushi Kajimoto y Kaori Kaneko

TOKIO, 2 nov – Los autoridades de política monetaria reafirmaron el martes el compromiso del Banco de Japón (BoJ) con su objetivo de inflación del 2%, en una reunión celebrada entre el jefe del banco central y los ministros de Economía y Finanzas del país.

El Gobierno japonés y el banco central también acordaron mantener un estrecho contacto y cooperación, en línea con los compromisos asumidos en una declaración conjunta de 2013, que también estableció la meta de inflación por primera vez.

Antes de la reunión, hubo algunas especulaciones en el mercado de que el Gobierno y el BoJ podrían revisar la declaración conjunta y el objetivo de inflación del 2%, dado que la persistente debilidad de los precios ha hecho que la meta sea difícil de alcanzar.

“El tema más importante fue reafirmar la declaración conjunta”, dijo a los medios el ministro de Economía, Daishiro Yamagiwa, después del encuentro.

“El gobierno y el BoJ deben mantenerse en estrecho contacto entre sí. El BoJ apunta a lograr el objetivo de estabilidad de precios del 2% mientras nosotros continuamos con la estrategia de crecimiento económico”.

El gobernador del BoJ, Haruhiko Kuroda, el ministro de Finanzas, Shunichi Suzuki, y Yamagiwa discutieron la economía y la situación financiera en una cita que duró menos de una hora, pero Suzuki dijo que el tipo de cambio del yen no estuvo en la agenda.

La moneda japonesa se ha debilitado hasta un nivel de alrededor de 114 yenes por dólar en las últimas semanas, luego de tocar un mínimo de casi cuatro años de 114,695 unidades el 20 de octubre.

La reunión del martes se produce después de que Fumio Kishida asumió el cargo de primer ministro de Japón el mes pasado, una posición fortalecida por la sólida victoria de su partido en las elecciones generales del domingo.

Fue el primer encuentro de este tipo desde enero de 2013, cuando el Gobierno y el banco central emitieron una declaración en la que establecían la meta de inflación del 2% para el objetivo de política monetaria del organismo.

La declaración conjunta emitida en enero de 2013 también instaba al gobierno a seguir adelante con los esfuerzos para poner en orden las finanzas públicas.

Casi nueve años después, esos objetivos aún no se han logrado, ya que la impresión masiva de dinero no ha logrado estimular la inflación, mientras que el estancamiento del crecimiento y la pandemia de COVID-19 han obligado al Gobierno a mantener abierto el grifo de la ayuda fiscal.