This content is not available in your region

La actividad de las fábricas españolas crece al ritmo más lento desde marzo -PMI

Los precios de la energía disparan los precios industriales en España a un récord en octubre
Los precios de la energía disparan los precios industriales en España a un récord en octubre   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

MADRID, 2 nov – La actividad de las fábricas españolas creció en octubre a su ritmo más lento desde marzo, ya que las interrupciones en la cadena de suministro y el aumento de la inflación pesaron sobre el sector, según mostró una encuesta el martes.

El índice de gestores de compras (PMI, por sus siglas en inglés) de IHS Markit para el sector manufacturero en España cayó a 57,4 puntos en octubre, desde los 58,1 de septiembre. La lectura estuvo muy por encima de la marca de 50,0, que indica una expansión de la actividad, aunque el ritmo fue el más lento desde los 56,9 puntos registrados en marzo.

“En particular, aunque el crecimiento de la producción se mantuvo a un ritmo sólido, se deterioró intensamente por segundo mes consecutivo”, dijo IHS Markit en un comunicado.

Los empresarios encuestados citaron retrasos sin precedentes en la entrega de insumos debido a las dificultades de la cadena de suministro y la logística, mientras que el aumento de los precios de los bienes de producción empezó a hacer mella en la demanda, ya que algunos compradores se negaron a pagar precios más altos.

“A pesar de no tener más alternativa que aumentar sus tarifas frente a una avalancha de costes cada vez mayores, hubo algunos indicios por parte de los fabricantes de que la demanda de los clientes muestra signos de disminución”, dijo en una nota Paul Smith, economista de IHS Markit.

El Instituto Nacional de Estadística español informó a finales de la semana pasada de que la economía del país se expandió un 2% en el tercer trimestre, menos de lo esperado, lo que aumenta la preocupación por el ritmo de la recuperación tras la pandemia.

La economía española creció un escaso 1,1% en el segundo trimestre, después de que las nuevas restricciones a la actividad empresarial provocaran una contracción del 0,4% en el primer trimestre.

El Gobierno español espera que la economía nacional crezca un 6,5% este año, tras la contracción sin precedentes del 10,8% registrada en 2020.