This content is not available in your region

China prevé reducir un 1,8% el uso medio de carbón en sus centrales eléctricas para 2025

China prevé reducir un 1,8% el uso medio de carbón en sus centrales eléctricas para 2025
China prevé reducir un 1,8% el uso medio de carbón en sus centrales eléctricas para 2025   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

PEKÍN, 3 nov – China anunció el miércoles su objetivo de reducir en un 1,8% el uso medio de carbón para la generación de electricidad en las centrales durante los próximos cinco años, en un intento de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El objetivo, anunciado por la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma china (CNDR), responsable de la planificación económica del país, se conoce en un momento en el que los principales negociadores mundiales sobre el clima se reúnen en Escocia para la cumbre climática COP26. El uso medio de carbón para la generación de electricidad en China se redujo en un 17,4% en los 15 años hasta 2020.

La declaración de la CNDR no hizo referencia al evento de la ONU, al que no asiste el presidente chino Xi Jinping, quien no ofreció ningún compromiso adicional en una respuesta escrita

Para 2025, las centrales eléctricas de carbón de China deberán ajustar su tasa de consumo a una media de 300 gramos de carbón estándar por kilovatio-hora (kWh), dijo el miércoles la CNDR. Esta cifra se compara con los 305,5 gramos por kWh de 2020.

“Seguir promoviendo el ahorro de energía y la reducción del consumo en las centrales eléctricas de carbón es un medio eficaz para mejorar la eficiencia energética y es de gran importancia para alcanzar el máximo de emisiones de carbono en la industria eléctrica”, dijo la CNDR.

China, la mayor fuente mundial de gases de efecto invernadero que calientan el clima, se ha comprometido a alcanzar un pico de emisiones de carbono antes de 2030 y a lograr la neutralidad con respecto a las emisiones de carbono en 2060.

La semana pasada, China publicó una hoja de ruta sobre el objetivo del pico de carbono, con el fin de reducir los residuos, promover las energías renovables y los combustibles no convencionales, así como reformar su red eléctrica.

Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de los sectores de generación de energía y calefacción representan más del 40% del total de las emisiones de CO2 en China.

El uso medio de carbón para la generación de electricidad en China se ha reducido en la actualidad, en comparación con los 370 gramos por kWh de 2005.

“La reducción del uso del carbón ayudó a recortar 6.670 millones de toneladas de emisiones de CO2 del sector eléctrico en 2006-2020, lo que supone el 36% de la reducción total de emisiones del sector”, dijo la CNDR.

La poderosa CNDR es la encargada de elaborar las políticas de desarrollo económico de China, esperándose que los planes y órdenes emitidos por la agencia sean ejecutados por las autoridades locales y regionales.

La CNDR ordenó que los nuevos proyectos de centrales eléctricas adopten unidades extremadamente críticas que consuman carbón a una tasa media inferior a 270 gramos por kWh. También dijo que no se autorizarán las nuevas unidades de refrigeración por agua en las centrales eléctricas que utilicen más de 285 gramos por kWh, ni las unidades de refrigeración por aire que consuman más de 300 gramos por kWh.

Además, las centrales eléctricas con un consumo medio de carbón superior a 300 gramos por kWh que no puedan actualizarse para mejorar su eficiencia energética se cerrarán gradualmente, dijo la CNDR.

China también pretende modernizar 200 GW de la capacidad de las centrales eléctricas de carbón en 2021-2025 para dar a su sistema eléctrico, en el que se está utilizando una parte cada vez mayor de energía renovable, la flexibilidad necesaria para cambiar de fuente.

La CNDR también dijo que guiará a las instituciones financieras para que ofrezcan más apoyo crediticio a los proyectos de ahorro de energía en las centrales eléctricas de carbón, y que mejorará los mecanismos del mercado de la energía para beneficiar a las unidades de energía de carbón que hayan completado su actualización.