This content is not available in your region

Credit Suisse reforzará el control central tras una serie de escándalos

Credit Suisse reforzará el control central tras una serie de escándalos
Credit Suisse reforzará el control central tras una serie de escándalos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Oliver Hirt, Pamela Barbaglia y John O’Donnell

ZURICH/FRÁNCFORT, 3 nov – Credit Suisse presentará el jueves una nueva estructura centralizada, en un intento de ordenar sus dispersas divisiones y de poner fin a una serie de escándalos que han costado al banco suizo miles de millones de dólares, según dos fuentes.

En el último año, Credit Suisse ha sido multado por organizar un préstamo fraudulento a Mozambique, se ha visto empañado por su implicación con la extinta entidad financiera Greensill, ha acumulado 5.500 millones de dólares en pérdidas tras el derrumbe del gestor patrimonial estadounidense Archegos y ha sido reprendido por los reguladores por espiar a cargos ejecutivos.

Credit Suisse contrató en abril al experimentado banquero Antonio Horta-Osorio como presidente para frenar la corrupción, quien el jueves, cuando presente sus resultados del tercer trimestre, expondrá su plan de reforma del segundo banco más grande de Suiza.

Se espera que un cambio clave sea la creación de una única división de gestión de patrimonios que atienda a la élite mundial, centralizando la supervisión en la sede del banco en Zúrich, según dijeron a Reuters dos fuentes familiarizadas con el asunto.

La fusión de la división de patrimonio simplificaría el funcionamiento de Credit Suisse y permitiría reducir los costes.

Además, las fuentes señalaron que se controlará a los banqueros locales, que han gozado de gran autonomía, haciéndolos más responsables ante los altos directivos, que a menudo se han visto sorprendidos por los riesgos que desencadenaron los escándalos del pasado.

Una de las fuentes dijo a Reuters que los directivos de la sede central del banco se han vuelto muy reacios al riesgo y no quieren dar margen de maniobra a los banqueros locales, independientemente de los beneficios que obtengan.

Un portavoz de Credit Suisse declinó hacer comentarios.

La humillación financiera de Credit Suisse contrasta con la de su rival suizo UBS.

La esperada renovación de Credit Suisse también ha animado a algunos negociadores de alto nivel a dirigirse a la alta dirección del banco para sugerir que se fusione con un rival, dijo otra fuente con conocimiento del asunto.

Sin embargo, esas ideas han sido rechazadas hasta ahora, dijo la fuente.

(1 dólar = 0,9127 francos suizos)