This content is not available in your region

Vestas se hunde en bolsa tras recortar su previsión de beneficios para 2021 por segunda vez

Vestas recorta su previsión de beneficios por la inflación y los problemas de suministro
Vestas recorta su previsión de beneficios por la inflación y los problemas de suministro   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

COPENHAGUE, 3 nov -Vestas, el mayor fabricante de aerogeneradores del mundo, recortó el miércoles por segunda vez sus previsiones para 2021 en respuesta a unos mayores costes y a los problemas de suministro, llevando a sus acciones a caer hasta un 14% tras publicar unos resultados trimestrales por debajo de las previsiones.

Citando el aumento de los costes y la inestabilidad de la cadena de suministro causada por la pandemia de coronavirus, la empresa redujo las expectativas sobre su margen de beneficios operativos al 4% desde el 5-7% anterior, muy lejos de su objetivo a largo plazo de un margen del 10%.

“No creo que nadie se haya enfrentado antes a unos precios como estos, es un entorno muy, muy duro”, dijo a Reuters la directora financiera de Vestas, Marika Fredriksson.

“Creo que es muy probable que esta situación continúe el próximo año, no creo que la tendencia cambie”, dijo, añadiendo la empresa no ha cancelado ningún proyecto todavía, si bien se han producido varios retrasos.

Las interrupciones de la cadena de suministro global no son el único problema al que se enfrentan las empresas del sector, ya que los operadores de parques eólicos también se enfrentan a unos vientos menos intensos.

La también danesa Orsted, la mayor desarrolladora mundial de parques eólicos marinos, dijo el miércoles que la continuidad de unas menores velocidades del viento afectaron a sus beneficios, poniendo de manifiesto cómo, a pesar de unos fuertes fundamentales, las renovables dependen todavía de una tecnología variable expuesta a cambios en los niveles de viento y luminosidad.

Vestas anunció el miércoles que Fredriksson dejará su cargo como directora financiera, siendo la última de un trío sueco junto al antiguo consejero delegado Anders Runevad y el presidente Bert Nordberg que reestructuró la empresa y redujo sus costes para llevar sus márgenes operativos a la cúspide del sector.

Hans Martin Smith, el actual director financiero de Vestas para sus negocios en el norte y centro de Europa, sustituirá a Fredriksson en marzo.

El beneficio operativo antes de partidas especiales cayó un 21% hasta los 325 millones de euros (376 millones de dólares) en el trimestre, por debajo de los 381 millones de euros previstos por 16 analistas en una encuesta realizada por la empresa.

Las acciones de Vestas, que acumulan una caída del 33% en lo que va de año, caían un 10% a las 0820 GMT.

“Con una perspectiva de demanda en tierra firme poco clara o menos favorable, la creciente competencia china en tierra firme y una mayor duración de los costes de producción, creemos que todavía es demasiado pronto para mostrarse optimistas con respecto a la empresa”, dijeron los analistas de JP Morgan en una nota de análisis.

Vestas mantuvo su previsión anterior de ingresos para todo el año en el rango de 15.500-16.500 millones de euros.

(1 dólar = 0,8633 euros)