This content is not available in your region

Escasez de fertilizantes nitrogenados amenaza con reducir rendimiento de cultivos: CF Industries

Exportaciones trigo blando de la UE suben a 9,79 millones de toneladas al 7 de noviembre
Exportaciones trigo blando de la UE suben a 9,79 millones de toneladas al 7 de noviembre   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Rod Nickel

4 nov – La escasez de fertilizantes nitrogenados debido a la subida de los precios del gas natural amenaza con reducir el rendimiento de las cosechas en todo el mundo el año que viene, declaró el jueves CF Industries, uno de los principales productores de este nutriente para cultivos.

Los precios del gas en Europa se han disparado en medio de una elevada demanda, mientras las economías se recuperan de la pandemia y con unos niveles de almacenamiento de gas por debajo de la media al inicio de la temporada de invierno.

El gas natural es un insumo clave en la producción de fertilizantes a base de nitrógeno y el aumento de los costos ha hecho que algunos fabricantes reduzcan la producción.

“¿Quién va a conseguir las escasas toneladas que hay? … Va a haber mucha demanda insatisfecha que va a estar reprimida”, dijo el director ejecutivo de CF, Tony Will, a analistas en una conferencia telefónica. “Así que creemos que el rendimiento, a nivel mundial, será menor el próximo año. No por la destrucción de la demanda, sino porque no hay suficientes toneladas disponibles”.

Los precios del fertilizante nitrogenado, uno de los más utilizados para impulsar la producción de maíz, colza y otros cultivos, están en sus niveles más altos en más de una década.

El huracán Ida también afectó a las plantas de amoníaco de CF en Luisiana a finales de agosto, obligándolas a detener la producción.

La fuerte demanda mundial de fertilizantes parece que se mantendrá al menos hasta 2023, según el vicepresidente Senior de Ventas de CF, Bert Frost.

Las predicciones de CF, con sede en Estados Unidos, sobre la limitación de la producción de cultivos se hacen eco de las realizadas el mes pasado por su rival noruego Yara International ASA, que advirtió que el aumento de los costos de los fertilizantes haría subir los precios de los alimentos y podría provocar hambrunas.