This content is not available in your region

Siemens Gamesa espera volver a beneficios en 2022 tras reducir pérdidas anuales

Siemens Gamesa espera volver a beneficios en 2022 tras reducir pérdidas anuales
Siemens Gamesa espera volver a beneficios en 2022 tras reducir pérdidas anuales   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Isla Binnie

MADRID, 5 nov – El fabricante de aerogeneradores español Siemens Gamesa dijo el viernes que espera volver a registrar beneficios en 2022, después de achacar su segundas pérdidas netas anuales consecutivas al aumento de los costes de las materias primas y la logística, así como a los sobrecostes relacionados con un nuevo modelo.

Pese a la alta demanda de equipos de generación de energía renovable para ayudar a las economías del mundo a alejarse del carbono, los beneficios de los fabricantes de turbinas han seguido sufriendo por el aumento de los precios de componentes vitales, como el acero, y el atasco de las cadenas de suministro mundiales.

Siemens Gamesa dijo que ahora espera que su margen sobre el beneficio de explotación (EBIT) sea del 1-4% en 2022, tras registrar uno del -0,9% en 2021. En 2020, esta métrica alcanzó el -2,5%.

Siemens Gamesa también retrasó el horizonte en el que espera alcanzar su objetivo de margen a largo plazo del 8-10% hasta 2024 o 2025, tras haber apuntado previamente a alcanzar ese nivel en 2023.

Formada en 2017 por una fusión entre la española Gamesa y el negocio eólico de Siemens AG, el principal accionista de Siemens Gamesa es ahora Siemens Energy, que se escindió del conglomerado alemán el año pasado.

Siemens Energy ha expresado su malestar por los persistentes problemas de la unidad de energía eólica terrestre, que ha tenido que asumir mayores costes por el despliegue de una nueva turbina que ha tardado más de lo previsto.

Siemens Gamesa ha perdido más del 40% de su valor de mercado desde las caídas de los valores de renovables desde altas cotizaciones en enero.

Siemens Gamesa ha caído más que el líder del mercado, Vestas, que acumula una caída del 27% después de haber recortado dos veces su margen de beneficios este año.