This content is not available in your region

Daly de la Fed mira a mediados de 2022 para obtener más claridad sobre empleo e inflación

Daly de la Fed mira a mediados de 2022 para obtener más claridad sobre empleo e inflación
Daly de la Fed mira a mediados de 2022 para obtener más claridad sobre empleo e inflación   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Ann Saphir

9 nov – La presidenta de la Reserva Federal de San Francisco, Mary Daly, dijo el martes que será a mediados de 2022 que habrá claridad sobre el verdadero estado del mercado laboral y las perspectivas de inflación, y pidió paciencia en las políticas mientras tanto.

“Va a tomar tiempo saber” si el mercado laboral es ajustado, como dicen muchos empleadores, o si hay espacio para expandirse al traer personas de regreso a la fuerza laboral, aseguró Daly en una reunión virtual de la Asociación Nacional de Economistas Empresariales.

Con la gran cantidad de incertidumbre en torno al estado del mercado laboral, y con el COVID-19 aún siendo el principal culpable del aumento continuo de la inflación, lo mejor que se puede hacer por ahora es mantenerse “estable en el barco” y vigilante, aseguró.

Si bien su expectativa es que cuando la pandemia se desvanezca, también lo hará la inflación, existe mucha incertidumbre.

“Seamos pacientes” y esperemos a ver si la inflación cede cuando lo haga la pandemia, como ella espera, dijo, y agregó que las interrupciones de la cadena de suministro pueden mantener los precios elevados hasta bien entrado el próximo año.

“Estoy pensando en el verano (boreal) de 2022 cuando deberíamos tocar madera, no más variantes, no más oleadas delta obtener algo de claridad”, dijo. También tomará alrededor de seis meses tener claridad sobre el estado del mercado laboral, agregó.

Mientras, podría ser un “momento desafiante”, ya que los consumidores tienen que pagar más por la gasolina, los alimentos y otras necesidades, afirmó. Si la Fed sube las tasas de interés demasiado pronto, hará muy poco para reducir los precios, pero reducirá “absolutamente” el ritmo de las ganancias laborales.

“Es demasiado riesgo para correr cuando no tenemos ningún indicio de que estas sean hoy tendencias persistentes”, aseguró.