This content is not available in your region

Renuncias de trabajadores en EEUU tocan récord, vacantes de empleo bajan en septiembre

Renuncias de trabajadores en EEUU tocan récord, vacantes de empleo bajan en septiembre
Renuncias de trabajadores en EEUU tocan récord, vacantes de empleo bajan en septiembre   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Lindsay Dunsmuir

12 nov – El número de estadounidenses que renunció voluntariamente a sus empleos se situó en un récord en septiembre, mientras que las vacantes se mantuvieron por encima de los niveles previos a la pandemia, una señal de que es posible que las empresas tengan que seguir elevando los salarios para atraer trabajadores.

La Encuesta mensual de empleos y rotación laboral del Departamento de Trabajo, o informe JOLTS, publicada el viernes, refleja una economía desigual con una fuerte demanda enfrentada a una escasez de mano de obra y bienes que ha llevado al índice general de inflación a un máximo de 31 años.

La inflación salarial evidenció pocos signos de disminuir incluso cuando la tasa diaria de infecciones por coronavirus está disminuyendo, con empleadores en casi todas las industrias compitiendo para atraer a trabajadores y 3 millones de personas menos en la fuerza laboral en comparación con los umbrales prepandémicos.

Las renuncias o salidas voluntarias aumentaron en alrededor de 164.000 en septiembre, elevando el total a un récord de 4,4 millones. La tasa de renuncia se considera una buena medición de la confianza en el mercado laboral, ya que los trabajadores dejan sus puestos cuando están más seguros de su capacidad para encontrar un nuevo trabajo.

“El aumento constante de las renuncias apunta a un crecimiento salarial de entre 4,5% y 5%, muy por encima de las tasas que serían consistentes con una inflación que vaya a caer de manera sostenible hacia el objetivo del 2% de la Fed”, dijo Michael Pearce, economista senior de Estados Unidos de Capital Economics en New York, en referencia al informe JOLTS.

Hasta ahora, la Reserva Federal se ha resistido a los llamamientos a tomar medidas más contundentes para combatir una inflación superior a la esperada, argumentando que sigue siendo transitoria incluso si la situación persiste hasta bien entrado el próximo año.

El banco central anunció en su última reunión que comenzará a reducir su masivo programa de compra de bonos este mes, visto como un paso previo al aumento de las tasas de interés desde su nivel actual cercano a cero. Los inversores esperan ahora un incremento de los tipos a mediados de 2022.

Hubo 56.000 personas que dejaron sus empleos en la industria de las artes, el entretenimiento y la recreación, mientras que 47.000 salieron de sus puestos en las categorías de otros servicios. El sector de educación controlado por gobiernos estatales y locales registró 30.000 dimisiones.

Las ofertas de trabajo, una medición sobre la demanda laboral, se redujeron en 191.000, a 10,4 millones al último día de septiembre. El ritmo de contratación también se mantuvo prácticamente sin cambios en 6,5 millones en septiembre.

El Gobierno informó el viernes pasado que las nóminas no agrícolas aumentaron en 531.000 en octubre después de registrar un incremento de 312.000 posiciones en septiembre. El crecimiento del empleo ha promediado 582.000 puestos por mes este año.

En otros datos publicados el viernes, la confianza del consumidor en Estados Unidos se desplomó a principios de noviembre al nivel más bajo en una década, debido a que la inflación redujo el nivel de vida de las familias y pocos creen que las autoridades estén tomando medidas suficientes para mitigar el problema, según un sondeo.

El índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan cayó a 66,8 en su lectura preliminar de noviembre, el menor nivel desde noviembre de 2011, desde la lectura final de octubre de 71,7. Economistas encuestados por Reuters habían pronosticado una lectura de 72,4.