This content is not available in your region

Los cuellos de botella y el virus debilitan la confianza de las empresas alemanas

Los cuellos de botella y el virus debilitan la confianza de las empresas alemanas
Los cuellos de botella y el virus debilitan la confianza de las empresas alemanas   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Unknown bca1b408-8ab7-e011-9556-18a9055605fe

BERLÍN, 24 nov -La confianza de las empresas alemanas se deterioró por quinto mes consecutivo en noviembre, ya que los cuellos de botella en el sector manufacturero y el aumento de las infecciones por coronavirus empañaron las perspectivas de crecimiento de la mayor economía europea, según una encuesta publicada el miércoles.

El instituto alemán Ifo indicó que su índice de clima empresarial cayó desde los 97,7 puntos de octubre hasta 96,5. Un sondeo de Reuters entre analistas había apuntado a una cifra de 96,6 en noviembre.

“Los cuellos de botella en el suministro y la cuarta ola del coronavirus están poniendo a prueba a las empresas alemanas”, dijo el presidente del Ifo, Clemens Fuest.

Los ejecutivos de las empresas se mostraron menos satisfechos con su situación empresarial actual y sus expectativas para los próximos seis meses fueron más pesimistas, según la encuesta.

A pesar de la cifra récord de pedidos, los fabricantes de automóviles alemanes y otros fabricantes se ven obligados a reducir la producción debido a la falta de materias primas y bienes intermedios, como los microchips.

“La producción industrial está sufriendo la escasez de materiales, y con la brutal cuarta oleada de coronavirus, se añade ahora un conocido factor de estrés para el sector de los servicios”, dijo el analista de VP Bank Thomas Gitzel.

Según Gitzel, todos los indicios apuntan ahora a un descenso de la producción económica global en el último trimestre de este año.

El economista del Ifo, Klaus Wohlrabe, se mostró un poco menos pesimista, al afirmar que la economía se estancará en el cuarto trimestre, ya que los cuellos de botella de la cadena de suministro no muestran signos de mejora.

Wohlrabe dijo a Reuters que los sectores de la hostelería y el turismo se enfrentaban a unos meses difíciles debido a las nuevas restricciones impuestas en todo el país para frenar el aumento de los casos de COVID y evitar que los hospitales alcancen sus límites de capacidad.

El banco central alemán advirtió el lunes que la economía podría estancarse en el último trimestre de este año, ya que la falta de bienes y mano de obra, así como las nuevas restricciones para luchar contra la pandemia, podrían poner fin a su frágil recuperación.

Las cifras del Ifo contrastan con una encuesta de directivos de compras que había sugerido el martes que el crecimiento del sector privado alemán repuntó ligeramente en noviembre a pesar de los persistentes cuellos de botella de la oferta y de una inflación inusualmente alta.

Ralf Umlauf, economista del banco Helaba, dijo que Alemania parecía estar más afectada por los cuellos de botella de la oferta que la vecina Francia, donde la confianza empresarial mejoró en noviembre.