This content is not available in your region

El COVID y los problemas de suministro merman la confianza de los inversores alemanes

El COVID y los problemas de suministro merman la confianza de los inversores alemanes
El COVID y los problemas de suministro merman la confianza de los inversores alemanes   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

BERLÍN, 7 dic – La confianza de los inversores alemanes se deterioró en diciembre, ya que la cuarta oleada de infecciones por COVID-19 y los persistentes cuellos de botella en el sector manufacturero enturbiaron las perspectivas de crecimiento de la mayor economía europea, según mostró una encuesta el martes.

El instituto de investigación económica ZEW dijo que su índice de sentimiento económico cayó a 29,9 desde los 31,7 puntos de noviembre. Un sondeo de Reuters había previsto una caída más pronunciada, hasta los 25,1 puntos.

“La economía alemana está sufriendo notablemente los últimos avances de la pandemia del COVID-19”, dijo el presidente del ZEW, Achim Wambach, en un comunicado, añadiendo que los persistentes cuellos de botella de la oferta estaban perjudicando a la producción y el comercio minorista.

El índice de las condiciones actuales cayó a -7,4 desde 12,5, frente a una previsión de consenso de 5,0.

“El deterioro de las expectativas económicas muestra que las esperanzas de un crecimiento mucho más fuerte en los próximos seis meses se están desvaneciendo”, dijo Wambach, añadiendo que las expectativas de beneficios se habían resentido especialmente en los sectores orientados a la exportación y los relacionados con el consumo.

Los últimos datos económicos han ofrecido señales dispares de la economía alemana al inicio del último trimestre de 2021.

Mientras que una demanda más débil del extranjero impulsó una caída mucho mayor de lo esperado en los pedidos industriales en octubre, la producción de las fábricas aumentó más de lo esperado en el mismo mes debido a una mayor producción en la industria del automóvil.

La escasez de microchips y otros componentes electrónicos relacionada con la pandemia ha provocado cuellos de botella en el suministro y problemas de producción en la poderosa industria automovilística alemana y otros importantes sectores de la economía.