This content is not available in your region

El BCE debe mantener la secuencia de los futuros movimientos de política monetaria: Schnabel

Fury over Belarus airliner action set to dominate EU summit
Fury over Belarus airliner action set to dominate EU summit   -   Derechos de autor  (c) Copyright Thomson Reuters 2021. Click For Restrictions - https://agency.reuters.com/en/copyright.html
Por Reuters

FRANCFÓRT, 8 dic – El Banco Central Europeo no debería cambiar la secuencia de sus futuras medidas políticas, incluso si eso supone el riesgo de hacer subir el costo de endeudamiento de los gobiernos, pero podría necesitar un respaldo para evitar la fragmentación del mercado, dijo el miércoles Isabel Schnabel.

El BCE lleva mucho tiempo diciendo que una subida de las tasas de interés sólo se producirá “poco después” de que finalice la flexibilización cuantitativa, pero algunos académicos y funconarios barajan la idea de cambiar la secuencia de las dos medidas, en parte para mantener bajos los costos de los préstamos a largo plazo cuando los tipos a corto suban.

“Mantener un alto volumen de compras de activos simplemente para evitar ajustes en los rendimientos de largo plazo a pesar de los riesgos inminentes para la estabilidad de precios daría paso al dominio fiscal y financiero”, dijo Schnabel, integrante del consejo de administración del BCE, en un discurso.

Sin embargo, la zona del euro de 19 países es propensa a la fragmentación porque su arquitectura financiera es incompleta, por lo que los ajustes de la política del BCE podrían amplificarse en algunos países, haciendo subir los costos de los préstamos más de lo previsto, advirtió Schnabel.

“Un respaldo creíble que se comprometa a contrarrestar estos riesgos de fragmentación puede ayudar a proteger contra movimientos desordenados y permitir así que el banco central se centre en su mandato de estabilidad de precios”, dijo.

El Programa de Compras de Emergencia para la Pandemia, de 1,85 billones de euros, cumplió esa función durante los dos últimos años, dijo Schnabel, pero está previsto que finalice en marzo.

Algunos responsables de la política monetaria han propuesto la creación de un programa similar, pero inactivo, que se usaría para atemperar la fragmentación, mientras que otros han sugerido que el programa de emergencia podría prorrogarse y que se permitiría su funcionamiento en segundo plano con volúmenes aumentados en caso de turbulencias del mercado.