This content is not available in your region

Tras un año de recuperación, el petróleo promete nuevas subidas en 2022

Tras un año de recuperación, el petróleo promete nuevas subidas en 2022
Tras un año de recuperación, el petróleo promete nuevas subidas en 2022   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Stephanie Kelly, Bozorgmehr Sharafedin y Koustav Samanta

NUEVAYORK, 23 dic – La demanda mundial de petróleo volvió a dispararse en 2021 a medida que el mundo comenzó a recuperarse de la pandemia de coronavirus, y el consumo mundial global podría alcanzar un nuevo récord en 2022, a pesar de los esfuerzos por reducir el consumo de combustibles fósiles para mitigar el cambio climático.

El uso de la gasolina y el gasóleo se disparó este año al reanudarse los viajes de particulares y recuperarse la actividad empresarial. Para 2022, se espera que el consumo de crudo alcance los 99,53 millones de barriles diarios (bpd), frente a los 96,2 millones de bpd de este año, según la Agencia Internacional de la Energía. Eso sería algo menos que el consumo diario de 2019, de 99,55 millones de barriles.

Eso presionará tanto a la OPEP como a la industria de esquisto de Estados Unidos para que satisfagan la demanda, después de un año en el que los principales productores se han visto sorprendidos por el repunte de la actividad, que ha sobrepasado la oferta y ha hecho que las existencias sean limitadas en todo el mundo. Numerosos países de la OPEP se han esforzado por aumentar la producción, mientras que el sector del petróleo de esquisto estadounidense tiene que hacer frente a las exigencias de los inversores para contener el gasto.

La incógnita es la variante ómicron del coronavirus, ya que numerosos países han vuelto a imponer restricciones a los viajes, lo que perjudicará al sector de la aviación y al consumo.

“Si se trata de otra oleada como las que hemos visto antes, es un impacto negativo para el crecimiento económico en el primer trimestre de 2022″, dijo Damien Courvalin, jefe de análisis de energía de Goldman Sachs. “Pero si hay una recuperación posterior, la demanda de petróleo, que tocó brevemente los niveles previos a la crisis a principios de noviembre, estaría entonces en nuevos máximos históricos durante la mayor parte de 2022″.