This content is not available in your region

A la espera de gas más barato, Europa tira de reservas e invierte el flujo ruso

A la espera de gas más barato, Europa tira de reservas e invierte el flujo ruso
A la espera de gas más barato, Europa tira de reservas e invierte el flujo ruso   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Vladimir Soldatkin

MOSCÚ, 30 dic – Los comerciantes de gas están recurriendo a las reservas para abastecer a los compradores europeos y evitar el pago de precios casi récord, según fuentes del sector y analistas de mercado, lo que explica el inusual cambio de dirección de los flujos a través de un importante gasoducto ruso.

El flujo del gasoducto Yamal-Europa, de 33.000 millones de metros cúbicos (bcm), que representa alrededor de una sexta parte de las exportaciones rusas a Europa y Turquía, lleva circulando en sentido inverso desde el 21 de diciembre, lo que significa que el gas circula en dirección este desde Alemania hacia Polonia.

En Polonia, que no logró cerrar un nuevo acuerdo de suministro de gas con Rusia el año pasado, algunos comerciantes ya han utilizado sus volúmenes anuales contratados con el proveedor ruso Gazprom.

Esto supondría tener que pagar altos precios al contado si compran más gas a Rusia, por lo que están recurriendo al gas almacenado. Su esperanza es que, cuando se agoten las existencias, los precios sean más baratos, pero el riesgo es que la excesiva dependencia de las reservas mantenga los precios del mercado altos durante más tiempo.

El portavoz de Gazprom, Sergey Kupriyanov, declaró el sábado a la cadena rusa NTV que el gas se está extrayendo de las reservas subterráneas de Alemania.

Dijo que “no es racional” vaciar las reservas en la temporada de máxima demanda del invierno.

Los clientes de Gazprom de Alemania y Francia también han agotado sus volúmenes contractuales anuales de compra de gas, añadió.

En Francia el principal socio de Gazprom es Engie, mientras que en Alemania los son Uniper, Wingas, Shell y Wintershall Dea.

Ninguna de estas empresas respondieron a las peticiones de comentarios de Reuters.

El jueves, Gazprom dijo que Europa ha retirado más del 45% del gas inyectado en las reservas este año.

¿NUEVO AÑO, NUEVA DIRECCIÓN?

Una fuente cercana a Gazprom, que habló bajo condición de anonimato al no estar autorizada a hablar con la prensa, dijo que se espera que el gasoducto reanude sus flujos habituales de gas hacia el oeste a principios de enero. Para el próximo mes, Gazprom ha reservado 8,3 millones de kilovatios hora (kWh/h) de capacidad de tránsito a través del gasoducto.

A falta del habitual acuerdo de gas a largo plazo con Polonia, Gazprom ha reservado capacidad de tránsito a corto plazo, pero no lo ha hecho en los últimos 10 días, lo que ha provocado críticas de los países occidentales por presuntamente aumentar de forma deliberada la presión sobre los precios, algo que Rusia ha negado.

Rusia está en desacuerdo con los países occidentales sobre una serie de cuestiones y está a la espera de la aprobación de Alemania y la Unión Europea para su nuevo gasoducto, Nord Stream 2, que conecta su costa con alemana a través del mar Báltico. El presidente ruso Vladimir Putin ha afirmado que el suministro del nuevo enlace podría ayudar a bajar los precios.

Putin también ha dicho que Alemania está revendiendo gas ruso a Polonia y Ucrania, culpando de la inversión del flujo del gasoducto, así como de la subida de los precios, a los importadores de gas alemanes.

El Ministerio de Economía alemán ha declinado hacer comentarios sobre las afirmaciones de Putin.

“La dirección actual del flujo refleja el comportamiento de los agentes del mercado. El mercado alemán se abastece a través de otras rutas de transporte”, dijo la Agencia Federal de Redes de Alemania.

Los constantes flujos inversos se han sumado al frenesí de los precios en Europa. El precio del gas de referencia alcanzó la semana pasada un máximo histórico de más de 180 euros por megavatio hora, frente a los 19 euros de principios de 2021.

Desde la semana pasada los precios han bajado a menos de 100 euros, ayudados en parte por la llegada de cargamentos de gas natural licuado (GNL).

Alexei Grivach, del Fondo Nacional de Seguridad Energética, con sede en Moscú, dijo que los actuales precios al contado son inasequibles para la mayoría de los consumidores industriales.

“Para algunos (compradores) es más rentable sacar más gas de las reservas subterráneas, y otros pretenden redirigir los volúmenes de GNL a Europa”, dijo.

Un portavoz de la empresa energética polaca PGNiG reconoció la existencia de los flujos inversos, pero no quiso entrar en detalles.

“No puedo confirmar si el gas que vuelve de Alemania va a PGNiG, ya que hay muchas empresas en el mercado y lo consideramos un secreto comercial”, dijo el portavoz.

Katja Yafimava, investigadora del Programa de Investigación sobre el Gas del Instituto de Estudios Energéticos de Oxford, dijo que no es necesario que Gazprom reserve capacidad en Yamal si no tiene peticiones de gas al otro lado del gasoducto.

“Así que los compradores europeos tienen la opción de recurrir al gas de las reservas y al gas natural licuado, o pedir nuevos acuerdos a Gazprom o que modifique los existentes para permitir mayores volúmenes”, dijo.