This content is not available in your region

Los inversores se preparan para el endurecimiento cuantitativo mientras la Fed se muestra más agresiva

Los inversores se preparan para el endurecimiento cuantitativo mientras la Fed se muestra más agresiva
Los inversores se preparan para el endurecimiento cuantitativo mientras la Fed se muestra más agresiva   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por David Randall

6 ene – Otro barómetro de la política monetaria de la Reserva Federal aparece cada vez más en los tableros de los inversores: el endurecimiento cuantitativo.

Las actas de la reunión de diciembre de la Fed publicadas el miércoles mostraron que los dirigentes habían discutido la reducción de las tenencias de activos del banco central estadounidense, así como la subida de los tipos de interés antes de lo previsto para luchar contra la inflación, y “muchos” juzgaron que el ritmo adecuado de la reducción del balance de la Fed sería más rápido esta vez.

Los inversores dijeron que la señal de endurecimiento refuerza los argumentos de los que creen que el banco central tendrá que actuar con más decisión para contener la inflación, y podría alimentar más apuestas por el aumento de los rendimientos, al tiempo que sigue agitando las acciones de crecimiento y tecnología que impulsaron el dinámico repunte bursátil del año pasado.

“Existe un riesgo real de que la Fed esté siendo demasiado agresiva en este aspecto”, afirma Scott Kimball, codirector de renta fija estadounidense de BMO Global Asset Management, que redujo sus posiciones en bonos corporativos de alto rendimiento y deuda privada a finales del año pasado, por considerar que tendrán un rendimiento inferior a medida que los tipos suban.

“Si la Fed está reduciendo su presencia en el mercado al mismo tiempo que su estrategia podría ahogar el crecimiento, eso es un golpe bastante grande”, dijo.

Las bolsas extendieron sus caídas tras la publicación de las actas el miércoles, lideradas por una venta de acciones de tecnología y crecimiento. Los rendimientos de los bonos, que se mueven de forma inversa a los precios, subieron, y el rendimiento de referencia de los Estados Unidos a 10 años alcanzó su nivel más alto desde abril de 2021. 

Los rendimientos más altos tienden a pesar en algunas acciones, particularmente en los valores de crecimiento, porque amenazan con erosionar el valor de las ganancias futuras.

La Fed inició la reducción de su compra de bonos del Estado por valor de 120.000 millones de dólares al mes en noviembre. Un mes más tarde, dijo que su objetivo era concluir la reducción en marzo, en lugar de su objetivo de mediados de año, y su gráfico de puntos (un documento que refleja de forma anónima donde creen los miembros de la Fed que estarán las tasas oficiales de interés en los próximos años)” mostraba un camino más agresivo para las subidas de tipos de lo que los inversores esperaban. Esto llevó a algunos a preguntarse si el banco central podría empezar a contemplar reducciones directas del balance como otra herramienta para combatir la creciente inflación.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo después de la reunión de diciembre que, aunque los responsables de la política monetaria no habían decidido cuándo comenzaría la reducción del balance, “esas son exactamente las decisiones que tomaremos en las próximas reuniones.“ 

Algunos analistas habían anticipado la medida. Los analistas de TD dijeron en una nota de análisis que se posicionan en corto respecto en los tipos reales a 10 años, ya que el mercado comienza a valorar el cierre del balance, diciendo que la tasa actual de casi -1% era inconsistente con los tipos más altos de la Fed y la reducción del balance,

Los rendimientos reales a diez años, rendimientos del Tesoro que se ajustan a la inflación esperada, saltaron al -0,8% el miércoles.

Por su parte, la curva de rendimiento de Estados Unidos se aplanó tras las actas de la Fed, después de incrementarse en las dos últimas sesiones, lo que indica que los inversores se preparan para subidas de tipos que impulsen las tasas a corto plazo.

Sin embargo, los analistas de Citi afirmaron que la aceleración de la reducción del balance podría suponer una inclinación de la curva a medio plazo “a medida que se agita el debate sobre el balance y el ritmo de las subidas de tipos”.

Mientras que la Fed mantuvo su balance en un estado estable durante unos tres años después de comenzar su reducción en 2014, el aumento de los precios al consumidor ahora puede significar que la Fed tendrá que ser más agresiva en la reducción de su balance de más de 8 billones de dólares esta vez.

El miércoles por la tarde, tras la publicación de las actas de la Reserva Federal, los futuros sobre las tasa de interés de los fondos federales daban un precio de aproximadamente el 80% de posibilidades de que la Reserva Federal aumentara los tipos de interés en un cuarto de punto en su reunión de política monetaria de marzo. 

“El hecho de que se discutiera el balance, y con más detalle de lo que pensábamos, prepara al mercado para posiblemente cuatro subidas de tipos este año, y quizás comenzando ya en marzo”, dijo Kim Rupert, director gerente de análisis de renta fija global de Action Economics. “Tienen mucho miedo de que la inflación se les vaya de las manos”.

Jason Ware, socio y director de inversiones de Albion Financial Group, cree que los mercados de renta variable más amplios pueden seguir subiendo bajo una Fed más agresiva, pero espera más volatilidad y una rotación hacia empresas económicamente sensibles.

“Va a haber algunos cambios bajo la superficie de los índices”, dijo Ware.