This content is not available in your region

Un grupo de inversores advierte a la UE contra clasificar las inversiones en gas como ecológicas

Un grupo de inversores advierte a la UE contra clasificar las inversiones en gas como ecológicas
Un grupo de inversores advierte a la UE contra clasificar las inversiones en gas como ecológicas   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Kate Abnett y Simon Jessop

BRUSELAS, 12 ene – Una coalición de inversores que gestionan 50 billones de euros (56,81 billones de dólares) ha advertido a la Unión Europea del riesgo de etiquetar las inversiones en gas natural como sostenibles, alegando que el proyecto de Bruselas al respecto debilitaría su liderazgo mundial en materia de finanzas consideradas ecológicas.

La Comisión Europea elaboró a finales del año pasado un plan para etiquetar algunas inversiones en gas y energía nuclear como ecológicas en la “taxonomía” de la UE, un libro de reglas muy esperado que tiene como objetivo definir qué inversiones pueden catalogarse como respetuosas con el clima en Europa.

El Grupo de Inversores Institucionales sobre el Cambio Climático (IIGCC), entre cuyos 370 miembros se encuentra la mayoría de los mayores gestores de activos del mundo, como BlackRock y Vanguard, dijo el miércoles que hacerlo socavaría los intentos de la UE de liderar los esfuerzos internacionales para establecer normas creíbles y con base científica para las inversiones verdes.

“Seguimos oponiéndonos firmemente a cualquier inclusión del gas en el ámbito de la Taxonomía”, dijo la directora ejecutiva de la IIGCC, Stéphanie Pfeifer, en una carta abierta a los Estados miembros de la Unión Europea y a los responsables políticos del bloque.

“En nuestra opinión, las propuestas… comprometerían seriamente el estatus de Europa como líder mundial en finanzas sostenibles, desencadenando potencialmente un deterioro en los estándares que podría diluir el nivel de ambición climática dentro de las taxonomías jurisdiccionales emergentes”.

El gas natural emite aproximadamente la mitad de emisiones de CO2 que el carbón cuando se quema en las centrales eléctricas, y algunos Estados de la UE lo consideran un elemento clave para frenar su dependencia del carbón. No obstante, las infraestructuras de gas también están relacionadas con las fugas de metano, un potente gas que contribuye al calentamiento del planeta.

El debate de los países de la UE sobre el gas se ha intensificado en los últimos meses, cuando los precios del gas se dispararon hasta alcanzar máximos históricos y en un contexto de tensiones con Rusia, el mayor proveedor de gas de la UE.

Los expertos habían aconsejado a la Comisión que no calificara las plantas de gas como inversiones ecológicas a menos que cumplieran un límite de emisiones de 100 g de CO2e/kWh. La propuesta inicial de la Comisión incluía ese límite, pero se enfrentó a la oposición de países como Polonia y Hungría.

El último borrador de la propuesta, visto por Reuters, establecería condiciones que incluyen un límite de 270g de CO2e/kwh para las plantas de gas hasta 2030.

El IIGCC dijo que eso permitiría a las empresas energéticas utilizar la etiqueta verde de la taxonomía a pesar de no estar en vías de alcanzar las emisiones netas cero para 2050, el objetivo que los científicos dicen que el mundo debe alcanzar para evitar un cambio climático desastroso.

“Esto, a su vez, obstaculiza la capacidad de nuestros miembros para alinear sus carteras con el objetivo de cero emisiones, lo que socava todo el propósito de la Taxonomía”, decía.

La carta citaba el cálculo de la Agencia Internacional de la Energía según el cual, para alcanzar las emisiones netas cero en 2050 en todo el mundo, la demanda de gas natural debe caer un 8% por debajo de los niveles de 2019 en 2030.

(1 dólar = 0,8802 euros)