This content is not available in your region

Solicitudes semanales ayuda por desempleo EEUU suben; precios productor avanzan moderadamente

Solicitudes semanales ayuda por desempleo EEUU suben; precios productor avanzan moderadamente
Solicitudes semanales ayuda por desempleo EEUU suben; precios productor avanzan moderadamente   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 13 ene – El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de beneficios por desempleo aumentó inesperadamente en la primera semana de enero en medio de las furiosas infecciones por COVID-19, pero se mantuvo en un nivel consistente con las condiciones del mercado laboral que se ajusta rápidamente.

Otros datos publicados el jueves sugirieron que lo peor de la alta inflación probablemente había quedado atrás. Los precios al productor registraron su menor aumento en 13 meses en diciembre, ya que el costo de los bienes disminuyó. La caída de los precios de los bienes fue la primera desde abril de 2020.

“Estas siguen siendo lecturas contenidas sobre solicitudes de desempleo y no cambian nuestra opinión de que la creación de empleo continuó a un ritmo sólido en enero pese a la propagación de ómicron”, dijo Conrad DeQuadros, asesor económico senior de Brean Capital en Nueva York.

Las solicitudes iniciales de beneficios estatales por desempleo aumentaron en 23.000 a un nivel desestacionalizado de 230.000 para la semana al 8 de enero, dijo el Departamento de Trabajo. Economistas encuestados por Reuters estimaban 200.000 solicitudes.

Un aumento en los casos de coronavirus, impulsado por la variante ómicron, ha interrumpido la actividad desde las aerolíneas hasta las escuelas a medida que los trabajadores se reportan enfermos. Las solicitudes no ajustadas aumentaron en 103.693 a 419.446 la última semana.

Sin embargo, las solicitudes se mantienen por debajo de su nivel previo a la pandemia, una señal de fortalecimiento de las condiciones del mercado laboral. Han disminuido desde un máximo histórico de 6,149 millones a inicios de abril de 2020. Los empleadores se aferran a sus trabajadores, con 10,6 millones de vacantes a fines de noviembre.

El informe mostró que la cantidad de personas que reciben beneficios después de una semana inicial de ayuda se redujo en 194.000 a 1,559 millones en la semana que finalizó el 1 de enero. Este es el menor nivel para las denominadas solicitudes continuas desde junio de 1973.

El gobierno informó el viernes pasado que la tasa de desempleo cayó a un mínimo de 22 meses de 3,9% en diciembre, una indicación de que el mercado laboral está en o cerca del nivel máximo de empleo. La fuerza laboral es de alrededor de 2,2 millones de personas menos que antes de la pandemia.

En un informe separado el jueves, el Departamento de Trabajo dijo que el Índice de Precios al Productor (IPP) para la demanda final aumentó un 0,2% el mes pasado. Esa fue la ganancia más pequeña desde noviembre de 2020 y siguió a un salto del 1,0% en noviembre.

Los precios de los servicios mayoristas subieron un 0,5%, explicando el aumento del IPP. Eso siguió a un alza del 0,9% en noviembre. Mientras, los precios de los bienes cayeron un 0,4% tras avanzar un 1,1% en el mes previo. Se vieron frenados por el descenso en los precios mayoristas de alimentos y energía. Excluidos los alimentos y la energía, los precios de los bienes ganaron un 0,5% tras subir un 0,8% en noviembre.

En los 12 meses a diciembre, el IPP se disparó un 9,7% tras acelerarse un 9,8% en noviembre. Economistas consultados por Reuters habían pronosticado que el IPP aumentaría un 0,4% mensual y un 9,8% interanual.

Excluyendo los componentes volátiles de alimentos, energía y servicios comerciales, los precios al productor avanzaron un 0,4% en diciembre. El llamado IPP subyacente subió un 0,8% en noviembre. En los 12 meses hasta diciembre, el IPP subyacente ganó un 6,9%, igualando el aumento a noviembre.