This content is not available in your region

China prepara una mejora del acceso de las inmobiliarias a fondos

China prepara una mejora del acceso de las inmobiliarias a fondos
China prepara una mejora del acceso de las inmobiliarias a fondos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Julie Zhu, Clare Jim y Xie Yu

HONGKONG, 19 ene – China está elaborando una normativa nacional para facilitar a las promotoras inmobiliarias el acceso a los fondos de ventas que aún se mantienen en cuentas de depósito en garantía, una nueva medida para aliviar la grave escasez de efectivo en el sector, dijeron cuatro personas con conocimiento del asunto.

Las restricciones de las autoridades al endeudamiento han llevado al sector inmobiliario chino a la crisis, como demuestra el caso de China Evergrande Group, que en su día fue la promotora más exitosa de China y ahora es la más endeudada del mundo, con un pasivo de 300.000 millones de dólares.

Las nuevas normas ayudarían a las promotoras a cumplir con sus obligaciones de deuda, pagar a proveedores y financiar operaciones, permitiéndoles utilizar los fondos en custodia que actualmente controlan los gobiernos municipales sin supervisión central, dijeron las personas bajo condición de anonimato, debido a lo delicado del asunto.

“Una abrupta restricción de las cuentas en garantía por parte de las autoridades locales tras la caída de Evergrande ahogó la liquidez de algunos nombres de buena calidad. Es muy necesaria una corrección por parte del Gobierno central”, dijo Nan Li, profesor asociado de finanzas en la Universidad Jiao Tong de Shanghái.

Las promotoras chinas pueden vender proyectos residenciales antes de terminarlos, pero están obligadas a depositar esos fondos en cuentas de depósito en garantía. El dinero en efectivo depositado en estos fondos suele representar entre el 50% y el 70% de los fondos de preventa de las promotoras, dijo una de las personas, sin dar una estimación de la cantidad depositada.

El Ministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano-Rural chino, principal regulador del sector, está elaborando las nuevas normas bajo la dirección del Comité de Estabilidad Financiera y Desarrollo del Gabinete, así como de otras autoridades.

Pekín pretende ponerlas en marcha a finales de enero para evitar una crisis más amplia, dijeron las fuentes.

El índice Hang Seng Mainland Properties del sector inmobiliario de la China continental subía un 1,6% en las operaciones de la tarde después de la publicación de la información de Reuters, terminando casi un 6% más alto el miércoles.

Las promotoras inmobiliarias chinas Shimao Group Holdings, Sunac China Holdings y Country Garden Holdings lideraban las ganancias del sector, cerrando con subidas del 11,3%, 7,6% y 8,3%, respectivamente.

Los bonos denominados en dólares emitidos por promotoras como Sunac y Country Garden también subieron tras conocerse la información.

El sector inmobiliario representa aproximadamente una cuarta parte de la economía china, la segunda del mundo después de Estados Unidos.

La Oficina de Información del Consejo de Estado y el Ministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano-Rural chinos no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

CRISIS DE LIQUIDEZ

Muchos gobiernos locales frenaron las retiradas efectivo de los fondos en garantía en 2021 por temor al efecto contagio, tras conocerse los problemas de deuda de Evergrande, dejando varios proyectos en todo el país sin terminar y empeoró el flujo de caja de las promotoras.

Aunque algunos ayuntamientos han suavizado las restricciones a la retirada de fondos desde finales del año pasado, una de las fuentes dijo que, debido a la falta de normas a nivel nacional en este frente, la aplicación local ya había ido demasiado lejos en varias ciudades.

Las nuevas normas propuestas tienen por objeto permitir a las promotoras utilizar los fondos en custodia para terminar primero los edificios inacabados y luego para otros fines, dijeron tres de las fuentes.

Las normas también darían prioridad al reembolso de la deuda en tierra de las promotoras con mejores perfiles crediticios, dijo la cuarta fuente.

Nomura estima que las promotoras chinas tendrían que hacer frente a unos vencimientos de deuda tanto en la China continental como en el extranjero de unos 210.000 millones de yuanes (33.000 millones de dólares) cada uno en los dos primeros trimestres de 2022, frente a los 191.000 millones de yuanes del último trimestre de 2021.

En las últimas semanas, Pekín ha tomado medidas para restablecer la estabilidad en su sector inmobiliario, entre ellas facilitar a las promotoras estatales la compra de activos en dificultades de empresas privadas endeudadas, dijo una fuente a Reuters este mes.

El martes, un alto cargo del Banco Popular de China (PBOC, por sus siglas en inglés) dijo que el banco central mantendría la “continuidad, coherencia y estabilidad” de las políticas financieras inmobiliarias.

Las ventas y la financiación inmobiliaria en China están volviendo gradualmente a la normalidad, y las expectativas del mercado están mejorando, dijo Zou Lan, jefe de mercados financieros del PBOC.

(1 dólar = 6,3510 yuanes chinos)