This content is not available in your region

El PIB español supera expectativas con un crecimiento del 2,0% en el cuarto trimestre

El PIB español supera expectativas con un crecimiento del 2,0% en el cuarto trimestre
El PIB español supera expectativas con un crecimiento del 2,0% en el cuarto trimestre   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

28 ene -La economía española se expandió el año pasado a su mayor ritmo en dos décadas, pero se ralentizó en el cuarto trimestre por la caída del gasto público y privado en un contexto de una inflación disparada.

En el conjunto de 2021, el PIB español creció un 5% tras la histórica caída del 10,8% del año anterior, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que supone el mayor crecimiento desde el año 2000, pero no alcanza el objetivo del 6,5% fijado por el Gobierno de España.

En septiembre, el INE realizó un recorte sin precedentes en sus lecturas de crecimiento del primer y segundo trimestre que echó por tierra todas las previsiones y desencadenó una oleada de revisiones a la baja, pero el Gobierno se mantuvo en sus previsiones alcistas.

Aunque hasta ahora España se ha quedado por detrás de su vecina Francia, que registró un crecimiento anual del 7% tras una contracción más leve en 2020, le fue mejor en el cuarto trimestre, probablemente debido a su estrategia menos restrictiva para hacer frente a ómicron.

A pesar del menor gasto, un aumento del 8,5% en la inversión impulsó un crecimiento del 2% intertrimestral en el periodo octubre-diciembre, ralentizando el 2,6% de los tres meses anteriores, pero superando cómodamente la previsión del 1,4% de los analistas encuestados por Reuters.

La economía francesa sólo creció un 1,7% en el mismo periodo.

La agricultura fue el sector de mayor expansión en España durante el trimestre, con un crecimiento de alrededor del 9% al iniciarse las cosechas de otoño de la uva y la aceituna, muy importantes desde el punto de vista económico.

En términos anuales, la economía creció un 5,2% en comparación con el cuarto trimestre de 2020, con un incremento del 19,4% en el sector de la hostelería, que se ha beneficiado de la generalización de las vacunas contra el coronavirus y del levantamiento de las restricciones a la socialización.

El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, dijo que el retraso en la recuperación del turismo, que representaba alrededor del 12% del PIB antes de la pandemia, seguía frenando el crecimiento, pero señaló los sólidos datos de empleo como motivo de optimismo.

El desempleo está en su nivel más bajo desde antes de la crisis financiera, mientras que la creación de empleo fue la más rápida desde 2005 el año pasado, lo que contribuyó a una recaudación fiscal récord.

Con la llegada de más fondos de recuperación de la Unión Europea y un presupuesto expansivo, el Gobierno espera un crecimiento del 7% este año, aunque el banco central prevé una expansión más modesta, del 5,4%